El PP califica de "brillante" su gestión en Vigo

"Que en julio esté ejecutado el presupuesto es la mejor prueba de eficacia y eficiencia en la gestión", respondió ayer José Manuel Figueroa, portavoz del grupo popular vigués, a la acusación del alcalde, Abel Caballero, de encontrarse vacías las arcas municipales. Figueroa calificó de "brillante y excepcional" la gestión presupuestaria del PP y arremetió contra el alcalde en lo que anunció como el comienzo de la nueva etapa de fiscalización del gobierno local.

Para Figueroa está claro que el alcalde quiere desviar la atención de la "falta de sintonía" que se comprueba con sus socios de gobierno. "No son capaces de llegar a acuerdo y actúan con oscurantismo", afirmó el portavoz popular, quien adujo, como aval de sus afirmaciones, el ocultamiento por parte de Caballero de la aprobación, en la Xunta de Goberno del lunes, de las atribuciones del personal eventual del grupo nacionalista.

"Engaña, miente, toma el pelo a la ciudadanía", insistió Figueroa. A su juicio, en los tres años y medio de gobierno del PP en Vigo "sólo puede hablarse de una brillante gestión económica, sin precedentes. Hoy es uno de los ayuntamientos menos endeudados de España y su situación económica es boyante".

El portavoz popular facilitó datos comparativos del presupuesto municipal de 2003, que el PP heredó al asumir el gobierno local, y el de 2006. Los balances de esos dos ejercicios registran que el remanente de Tesorería se incrementó en 2006 un 68,11% con respecto a 2003; la deuda viva a final del ejercicio bajó un 38,64%; los ingresos aumentaron un 22,73%; la Tesorería a cierre se incrementó un 83,73% y, en fin, el coeficiente de endeudamiento bajó un 33%. "Esos son los datos, y no son opinables", sentenció Figueroa.

Para 2007 no existe presupuesto, sino prórroga del de 2005, el único que pudo aprobar el gobierno de Corina Porro. En consecuencia no se incrementan los capítulos de personal, gasto y transferencias corrientes. "Tendrían que hacer ellos un presupuesto, pero no se atreven, porque si su socio quiere el 40% para montar un gobierno paralelo, con lo que hay, no llega".

Las acusaciones del alcalde han cerrado el plazo de cortesía que el grupo popular pensaba otorgar al nuevo gobierno. A partir de ahora los 13 concejales del grupo están ya dispuestos a fiscalizar su labor desde la oposición.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción