Reportaje:COYUNTURA INTERNACIONAL

Bienvenido 'mister' Euro

Malta y Chipre esperan su ingreso en la moneda única para 2008

Malta y Chipre están a punto de convertirse en los nuevos socios de la moneda única de la UE. Después del un corto periodo de negociaciones, ambos países podrían sumarse al euro en 2008. Dos economías que además responden a los requerimientos del club comunitario, con inflaciones controladas, tasas de interés estables, cuentas bajo control y un crecimiento en alza.

La entrada al 'club del euro' podrá generar un mayor bienestar en los dos países, aunque con el riesgo de sufrir un alza de los precios
La decisión deberá ratificarse definitivamente a mediados de julio con la fijación del tipo de cambio definitivo de las monedas locales

La reciente cumbre de presidentes de la Unión Europea no solo sirvió para sacar adelante un nuevo tratado comunitario, sino que también confirmó la entrada de Malta y Chipre como nuevos miembros del euro. La decisión, que ya había analizado por los ministros del Ecofin a comienzos de mes, deberá ratificarse definitivamente a mediados de julio con la fijación del tipo de cambio definitivo de las monedas locales, es decir, la equivalencia con el euro de la libra chipriota y la lira maltesa.

Con ello, y cumpliendo el calendario establecido, Malta y Chipre deberían entrar en el euro a partir del 1 de enero del próximo año. Con ello se finaliza la segunda ampliación desde enero de este año tras el ingreso de Eslovenia y se completa el nuevo mapa del euro con un total de 15 países. Al igual que sus antecesores, Malta y Chipre han cumplido con los requisitos del Ecofin y Maastricht: precios y tipos de cambio estables, tasas de interés controladas y unas finanzas sin excesiva deuda pública ni déficit fiscal.

Crecimiento maltés

En el caso de Malta, los datos indican que en el último trimestre de 2006 creció un 3,1%, cerrando el año con un alza del 2,9% en su PIB. Crecimiento que se ha visto apoyado por bajas tasas de desempleo que se sitúan en el 6,7%, tres décimas menos que hace un año. Respecto de la inflación, ésta se ha reducido hasta el 2,6% después de que llegara al 3,2% en septiembre del año pasado.

Las tasas de interés de Malta tampoco se presentan como un peligro, ya que a pesar de tener cierta volatilidad en los últimos meses no superan el 4%. No obstante, sus mayores progresos se presentan en el ámbito fiscal. El déficit público bajó desde un 10% en 2003, al 2,6% en 2006, lo que ha permitido a la Comisión Europea y el Ecofin cerrar hace un mes el procedimiento sancionador abierto contra este país desde 2004. La deuda maltesa se sitúa en el 66,5% del PIB, con planes de reducirla al 64% en 2008.

Chipre también presenta buenos pronósticos. Su PIB podría crecer un 3,4% este año y un 3,6% en 2008, principalmente gracias al renovado tirón del sector turístico. Durante el primer trimestre el PIB creció un 3,8%. En cuanto al nivel de precios, la media de los últimos doce meses se situó en el 1,9%, y un 2% en marzo, demostrando que el IPC se encuentra controlado. No obstante, esta estabilidad ha sido empujada por un mayor gasto fiscal ante las elecciones de febrero de 2008.

Déficit chipriota

Con todo, el déficit chipriota llegó al 1,5% del PIB en 2006, frente al 2,3% de 2005, con lo que ya ha salido del procedimiento de déficit excesivo. La deuda en 2006 fue del 65,3% del PIB y se prevé que en 2007 esté en el 61,5%, lo que según los analistas confirma una trayectoria descendiente desde 2005. Del mismo modo, han caído los tipos de interés hasta el 4,2%, un dato le deja más cerca de sus socios europeos.

La entrada de estos dos países en la moneda única genera un sentimiento de optimismo en sus respectivos habitantes, ya que se considera que la entrada al club generará un mayor bienestar, aunque se advierte de una eventual alza de los precios. La Comisión Europea ha señalado que no hay datos que demuestren que una economía haya elevado su IPC después de sumarse al club del euro, pero sí anticipa ventajas comerciales y de estabilidad financiera con la adopción de la nueva moneda.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS