Tekniker fabrica un complejo equipo para la Fuente Pulsada de Neutrones de Oxford

El centro tecnológico colabora con las principales instalaciones científicas europeas

El centro tecnológico Tekniker lleva casi una década colaborando con las fuentes de neutrones más punteras del mundo, ubicadas en Grenoble (Francia) y Oxford (Gran Bretaña). Para esta última instalación científica construye un tanque cuyo sistema permite la aceleración en vacío de las partículas. Complejo por su gran tamaño, de 110 metros cúbicos, el equipamiento ha tenido un coste de alrededor de 1,4 millones de euros y será entregado a finales de año. La firma se considera capacitada para aportar su experiencia a la Fuente Europea de Espalación de Neutrones a la que opta Vizcaya.

La Fuente Pulsada de Neutrones y Muones líder en el mundo, la ISIS de Oxford, utiliza estas partículas para investigar en diferentes campos, desde la medicina a la arqueología. La colaboración con ella de Tekniker, centro eibarrés especializado en diversas tecnologías de fabricación, desde la microtecnología a la mecatrónica, se remonta a 1999, cuando le encargó un monitor de transmisión de neutrones.

El tanque que fabrica ahora, de un tamaño equivalente a una vivienda de tres dormitorios, servirá de cámara de vacío para el detector del Espectrómetro LET. "Es como una especie de enorme olla express al vacío", explica Luis Uriarte, director de Mecatrónica e Ingeniería de Precisión. A este proyecto hay que añadir la participación de un científico de la empresa vasca en el proyecto FETS, una avanzada máquina de radiofrecuencia. Tekniker espera desarrollar diversos componentes de este proyecto pionero a nivel mundial, que trabaja en emplear tecnologías más avanzadas para la siguiente generación de aceleradores de partículas de alta potencia.

Otro de los grandes centros de investigación con los que colabora es el Institute Laue Langevin-Neutrons for Science (ILL) de Grenoble, la fuente de neutrones más intensa del mundo mientras despegan los ambiciosos proyectos de Estados Unidos y Japón, que se emplea en el estudio de estructuras y dinámica de materiales. La empresa ha desarrollado la instrumentación para una línea completa, la IN8, que incluye proyectos como un analizador de neutrones y protecciones del sistema analizador-detector.

Pero el equipamiento que sobresale por su sofisticación es el monocromador de neutrones. "La complejidad de los mecanismos, la altísima precisión que requiere y que obliga a utilizar materiales poco habituales en ingeniería como los aluminios puros, lo convierte en un equipamiento de un nivel tecnológico muy alto", señala.

Colaboración estable

El Sincrotrón europeo, compuesto por un anillo que genera rayos X para estudiar materiales, (también radicado en Grenoble) - para el que ha fabricado un instrumento de medición de ángulos para la difracción de rayos- y el Gran Telescopio de Canarias, son otras dos de las infraestructuras de vanguardia con las que colabora la empresa. Tekniker, miembro de la alianza tecnológica IK4, es el único centro tecnológico vasco que cuenta con una colaboración estable con grandes instalaciones científicas, establecida a través del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), junto con dos pequeñas empresas que desarrollan tecnología de aceleración y de electrónica, respectivamente.

"Somos pocos, así que mantenemos una relación de colaboración, no de competencia", recalca Luis Uriarte. Y añade que el desarrollo de equipamiento adaptado a instalaciones únicas en el mundo convierte también al centro vasco en "líder, casi único, a nivel nacional".

El ingeniero espera que estas experiencias otorguen un papel importante a Tekniker en la futura Fuente Europea de Espalación (ESS, Europan Spalation Source), para cuya candidatura se ha presentado Vizcaya, compitiendo con Suecia, Gran Bretaña y Hungría. Por un lado, Uriarte sostiene que la experiencia del centro tecnológico fabricando tecnología para fuentes de neutrones "es un gran apoyo para que la candidatura sea creíble". "Demuestra", afirma, "que en el País Vasco hay un tejido industrial con capacidad tecnológica, que este no es un desierto tecnológico en el que habría que importar todo del extranjero".

Por otro lado, el director señala que el proyecto de la fuente europea, si sale adelante, necesitará "unas primeras instalaciones punteras" que Tekniker podría aportar y exigirá "servicios tecnológicos de mantenimiento" en los que colaboraría. Como vasco, Uriarte apuesta por Vizcaya como sede de la ESS, aunque, como ingeniero subraya que Tekniker está capacitado para aportar mucho al proyecto "sea cual sea la candidatura elegida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50