Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una moción socialista desbanca del Cabildo al líder del PP canario

El PSC y Nueva Canarias gobernarán la institución de Gran Canaria

Los 12 consejeros del Partido Socialista Canario (PSC) y los cuatro de Nueva Canarias presentaron ayer en el registro del Cabildo Insular de Gran Canaria el documento por el que solicitan un pleno extraordinario en el que se debatirá la moción de censura contra el presidente, José Manuel Soria, líder del PP en las islas. Esta solicitud se presenta 24 horas después de que Soria fuera investido presidente por segunda vez.

Los presidentes de los siete cabildos insulares de Canarias son elegidos de forma directa. Si su lista es la más votada, de forma automática se convierten en presidentes. El líder del PP obtuvo 12 consejeros, la lista del PSC otros 12 y Nueva Canarias cuatro. La pinza entre socialistas y nacionalistas acabará con el mandato de Soria al frente de esta institución. El pleno para discutir esta moción de censura ha quedado convocado para el próximo día 9 de julio.

La alianza entre socialistas y nacionalistas de Nueva Canarias, la formación escindida de Coalición Canaria liderada por el ex presidente del Gobierno canario Román Rodríguez con apoyo de los alcaldes de la franja suroeste de la isla, también ha conformado mayorías en numerosos ayuntamientos de Gran Canaria.

El candidato socialista y futuro presidente insular, José Miguel Pérez, auguró que esta nueva era que protagonizará en Gran Canaria "será el trampolín para un cambio político en toda Canarias". "Éste era un Gobierno de continuidad, donde muchos de sus miembros se repiten y la censura está muy justificada", manifestó el director de Comunicación socialista y consejero insular, Roberto Moreno. Este portavoz advirtió que, de aquí al día 9, los consejeros populares "estarán en funciones y no podrán tomar decisiones políticas".

Gobierno en funciones

José Manuel Soria reconoció el martes, durante su discurso de investidura, que "los nombramientos que se llevarán a cabo serán los imprescindibles para garantizar el normal funcionamiento de la institución, hasta que transcurra el plazo legal para la convocatoria del pleno que ha de conformar una nueva mayoría". Soria reconoció: "Desde mi Gobierno en funciones se dieron instrucciones muy precisas para que el traspaso fuese lo más ágil, eficaz y diáfano posible".

El presidente de los populares también reflexionó sobre el mecanismo de la censura, en su caso desde el punto de vista de la víctima: "Es lo que tiene la democracia, a veces no gobierna la fuerza política que gana, sino aquellas que articulan una mayoría para dar estabilidad a la gobernabilidad; confieso que me gusta más bien poco, porque ha sido mi fuerza política la que ha ganado las elecciones en Gran Canaria".

"Soria mantiene dos discursos políticos distintos, tiene dos varas de medir", matizó Roberto Moreno. El líder socialista recordó que, mientras en el Cabildo será desbancado, el presidente y candidato de los populares facilitará la investidura del nacionalista Paulino Rivero como presidente canario, a pesar de que la fuerza más votada fue el PSC de Juan Fernando López Aguilar.

El nuevo presidente del Parlamento de Canarias, el nacionalista Antonio Castro, anunció ayer que el pleno de investidura de Rivero será los días 10 y 11 de julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de junio de 2007