MIRADOR
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El Berlusconi argentino

Algunos analistas definen a Mauricio Macri como el Berlusconi argentino. Millonario y conservador, como el ex primer ministro italiano, y dueño también de un poderoso equipo de fútbol como Boca Juniors, Macri acaba de ganar por goleada (más de veinte puntos), en segunda vuelta, la alcaldía de Buenos Aires al candidato oficialista, Daniel Filmus, ministro de Educación del presidente Néstor Kirchner, quien se involucró plenamente en la campaña de su colaborador.

Ganar en la capital argentina, donde están registrados más de 2,5 millones de electores, no es baladí. Tiene, y probablemente así será, inmediatemente una lectura política a nivel nacional. De entrada, puede obligarle al persidente Kirchner, en el poder desde 2003, a replantearse si se presenta o no a las elecciones presidenciales del próximo octubre. En principio, Kirchner se inclinaría por lanzar como sucesor suyo a su esposa, la senadora Cristina Fernández, miembro como su marido del ala izquierda del peronismo. El triunfo de Macri lo convierte en un referente para la oposición y puede favorecerer las aspiraciones a la Casa Rosada de quien fue ministro de Economía en el Gobierno de Fernando de la Rúa, el ex radical Ricardo López Murphy, a quien respalda el próximo alcalde bonaerense.

Macri es joven. No ha cumplido los cincuenta. Llegó a la política hace apenas cuatro años y logró un escaño como diputado nacional por Buenos Aires. Quien lo conoce lo considera extraordinariamente ambicioso. Ingeniero de profesión, la fortuna se la debe a su padre, que hizo dinero durante la época del presidente Carlos Menem. Es el máximo dirigente de Boca Juniors, el club de fútbol argentino más laureado fuera y dentro del país.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS