Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Pasaporte a las Tinieblas

Mirar es ser mirado. O por lo menos lo es para Valentín Vallhonrat, quien ha abordado el desafío de tender puentes entre su trabajo y la fotografía española decimonónica con la intención de aclararnos qué vieron y cómo lo vieron los fotógrafos de esa etapa histórica. Obviamente no los vio todos, que los fondos fotográficos de Navarra en los que realizó su investigación son por definición limitados. Pero lo que vio le bastó para componer con unas pocas imágenes una cierta hipótesis de interpretación de esas miradas tempranamente modernas. Esa selección incluye la fotografía del viaducto de Buixadell, en el ferrocarril Zaragoza-Barcelona, realizada por el valenciano José Martínez Sánchez en 1867 y destinada al álbum de Obras Públicas. Modernidad del ferrocarril y del viaducto, tan desafiantes de la inercia y de la gravedad. Y modernidad de la fotografía misma, una innovación algorítmica que deshizo la unidad orgánica entre el ojo, el cerebro y la mano que hasta entonces había sido el fundamento de todas las artes y todos los oficios.

VALENTÍN VALLHONRAT

PROYECTO 'TENDER PUENTES'

GALERÍA ELBA BENÍTEZ

SAN LORENZO 11. MADRID

HASTA EL 15 DE JULIO

Más información
"Las armas son un tema abandonado por la historia"

Las otras imágenes sólo son

en apariencia opuestas a la modernidad exponencial de la foto del viaducto. Se refieren en su mayoría a la Alhambra y componen por lo tanto una de las imágenes románticas por excelencia de España, que no acuñamos inicialmente nosotros, renegados de nuestro pasado morisco, sino los viajeros románticos del Norte, con Washington Irving y Los cuentos de la Alhambra a la cabeza. Incluyen un papel a la sal encerado de Gustave de Beaucorps de 1858 impreso por William Henry Fox Talbot, elegiaco donde los haya.

Objetividad, técnica, entusiasmo y melancolía: eso es lo que Vallhonrat descubre en la mirada decimonónica que guardan los archivos de Navarra. Y a ella responde con unas fotografías suyas cuyo tema común son las armas, desde el casco de Boabdil, fotografiado en su día por Charles Clifford, hasta helicópteros y bombas modernas. La uniformidad del tema es duplicada por el tono visual de sus imágenes: el casco del "rey chico" podría resultar melancólico: copiado en negativo, como lo ha hecho Vallhonrat resulta fúnebre. Y las imágenes de las armas modernas no son ni objetivas, ni amenazantes sino hieráticas hasta los extremos de una fijación heráldica.

El puente tendido por Valentín Vallhonrat nos trae desde un pasado polifacético y pintoresco hasta un presente abrumado sin aparente remedio por la imagen inapelable de las armas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS