Constitución de los ayuntamientos

Arenas promete al Gial "máxima generosidad" para volver al PP

El presidente popular retoma los contactos con Megino tras cinco años

El presidente regional del PP andaluz, Javier Arenas, tiene resuelto no eternizar la integración del Grupo Independiente por Almería (Gial), escindido del PP en 2003, en las filas populares. Y lo demostró con acciones antes que con palabras: después de cinco años de distanciamiento Arenas tomó un café con el presidente del Gial y socio de gobierno del PP en el Ayuntamiento, Juan Megino. Dijo que habrá "máxima generosidad".

El líder de los populares manifestó en Almería su más absoluto respaldo a la reedición del pacto PP-Gial, por el que el popular Luis Rogelio Rodríguez-Comendador volverá a ser alcalde. "Después de lo que hemos pasado no hemos tenido ningún deterioro. Creemos que el pacto de gobierno de la capital es decente, con luz y taquígrafos y coherente", dijo.

Fue entonces cuando al presidente del PP abordó el tema de las negociaciones con Megino. "A partir de ahí vamos a hablar con el Gial en las próximas semanas desde la máxima generosidad que podamos porque creemos que eso es un paso muy importante para terminar de consolidar al Partido Popular como ese gran partido de centro que es en Almería. Vamos a hablar siempre pensando en el futuro. Ni un minuto para el pasado y desde nuestra óptica con la máxima generosidad. Esperamos hacerlo con discreción", dijo.

Unir al centro

Arenas descartó que el interés del PP por la vuelta del Gial a sus filas se mida en clave electoral pensando en los comicios autonómicos y generales del próximo año. "La integración del Gial con el PP es buena para los almerienses. Creo que también es buena para el centro político. Creo que sólo puede perjudicar a las opciones radicales. Creo que no puede ser un proceso eterno y en mi opinión tenemos que diagnosticar como mucho en meses si es posible o no es posible el proceso. Espero que como mucho nos lleve unos meses pero no más tiempo. No hacemos este proceso pensando en las elecciones próximas sino pensando en que es muy bueno para Almería fortalecer el centro político", insistió.

El presidente del PP ironizó sobre su encuentro con Megino en un hotel de la capital para tomar café y quiso enfatizar su carácter distendido. "Ha sido un descafeinado. No hacía falta ponerle azúcar", zanjó.

Arenas quiso referirse también a la propuesta del pacto tripartito entre PSOE-Gial-IU que planeó sobre Almería tras el 27-M y se mostró muy crítico con la propuesta socialista hecha a Megino para "desbloquear" los grandes temas de la ciudad. "Muchos de esos compromisos que el PSOE le ha ofrecido al posible tripartito tenemos que apuntarlos. Y si le dicen que no al legítimo alcalde de Almería es para realizar un escándalo mundial", subrayó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50