Detenido un funcionario de Extranjería por amañar permisos de residencia

Arrestadas también otras tres personas, entre ellas la dueña de una gestoría de Benidorm

La Oficina de Extranjería de Alicante detectó hace un mes "irregularidades" en la tramitación de al menos diez expedientes de reagrupamiento familiar de ciudadanos chinos que provocaron una investigación de la Policía Nacional que el martes supuso la detención de cuatro personas, entre ellas la del funcionario de la oficina que validó "irregularmente" los expedientes. Los otros tres detenidos son la pareja del funcionario, la dueña de una gestoría de Benidorm, que tramitaba la documentación, y una trabajadora en situación irregular. Estas dos últimas son de origen chino.

La subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, ofreció en rueda de prensa los detalles de una operación que, dijo, demuestran "que los controles internos funcionan". Llinares explicó que un mes atrás se detectaron en la oficina de extranjería de Alicante "irregularidades y anomalías" en la tramitación de expedientes de reagrupación familiar de ciudadanos chinos. Resoluciones favorables, aseguró la subdelegada, emitidas por este funcionario del área de reagrupamiento familiar, que trabajaba en la oficina desde septiembre de 2003 y que habrían sido rechazados por no reunir los criterios exigidos y por no haber seguido el sistema de cita previa.

La mayoría de los expedientes procedían de una gestoría de Benidorm, propiedad de una ciudadana de nacionalidad holandesa, pero de origen chino. Tras revisar los expedientes, la oficina puso el caso en conocimiento de la Policía Nacional, que abrió una investigación. El operativo culminó el martes con las cuatro detenciones en Benidorm. La policía acusa a los arrestados de los supuestos delitos "contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de los trabajadores" y ha trasladado las diligencias al juzgado de instrucción número 2 de Benidorm. La investigación, por otro lado, sigue abierta y ayer no se descartaban nuevos arrestos.

La Policía Nacional halló en el domicilio del funcionario, A.L.C., "múltiples expedientes de ciudadanos chinos preparados para ser presentados en la oficina de extranjeros al margen de los cauces establecidos", un sello de esta oficina, dinero en metálico y un vehículo Mercedes que el trabajador público había comprado a la dueña de la gestoría de Benidorm. En el momento de la detención, además, el funcionario portaba diversas "resoluciones de concesión de permisos de residencia de ciudadanos chinos para entregar en la gestoría". Todo apunta, además, a que la compañera sentimental del funcionario detenido servía de contacto con la gestoría.

Llinares destacó que las irregularidades se han detectado dentro de la propia oficina y "en la fase inicial". También aseguró que denegarán todos los expedientes detectados que el funcionario detenido consideró favorables "de forma rápida" sin seguir los trámites pertinentes. La subdelegada insistió, igualmente, en la celeridad con la que han detectado este "trato de favor" y quiso dejar claro que la oficina cuenta con "magníficos trabajadores".

La subdelegada del Gobierno anunció también que la resolución del expediente administrativo abierto al funcionario esta supeditada al desarrollo de la investigación judicial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS