Absuelto el único acusado por los incendios del Berguedà en 1994

La Audiencia de Barcelona ha absuelto a Llorenç V., ex jefe de mantenimiento de la línea eléctrica de Fecsa en la comarca del Berguedà y único acusado por el incendio que en 1994 arrasó 25.800 hectáreas en la Cataluña central, pese a estimar que el fuego se inició por unas chispas de este tendido. La sección séptima de la Audiencia de Barcelona considera que la línea eléctrica cuya avería causó el fuego "no estaba suficientemente protegida contra cortocircuitos y sobrecargas", aunque cree que la instalación de nuevos tendidos o elementos de seguridad no era competencia del acusado.

El incendio, que calcinó 25.800 hectáreas, con pérdidas superiores a 270 millones de euros, se inició el 4 de julio de 1994 debido a un sobrecalentamiento de los conductores del tendido eléctrico, lo que originó, debido al fuerte calor y al intenso viento, un reguero de chispas que prendió en un campo de cereales en Gargallà, en el municipio de Montmajor (Berguedà), según la sentencia. El fuego se extendió y se sumó a otro foco declarado en Casseres afectando, en diferente grado, a los términos municipales de Montmajor, Naves, Viver i Serrateix, Montclar, L'Espunyola, Puig-Reig, Santa Maria de Merlès, Gironella, Sagàs, La Quar, Avià, Olvan y Lluçà, provocando la muerte de tres personas en Casseres.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS