Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caixa Galicia aprueba un fondo para comprar parajes naturales

La entidad acuerda destinar 40 millones de euros al medioambiente

La asamblea general de Caixa Galicia aprobó ayer la creación del Fondo Natural, una especie de cheque de inversión para adquirir islas, lagunas, bosques y otros parajes, y garantizar su conservación medioambiental. El citado fondo estará inicialmente dotado con 40 millones de euros y su primera operación es la adquisición de la isla de Sálvora, en la embocadura de la ría de Arousa. La caja ganará este año 500 millones de euros.

El Fondo Natural se integra en la obra social de Caixa Galicia que, además de adquirir parajes para su conservación, pretende invertir en su desarrollo turístico, así como en investigación naturalista y etnográfica. El citado fondo absorbe este año una buena parte de los 104 millones de euros presupuestados para obra social, que consolidan a Caixa Galicia como la caja española que proporcionalmente más beneficio redistribuye socialmente.

El director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, anunció ayer a la asamblea general que la entidad superará este año los 500 millones de euros en beneficios antes de impuestos en 2006 ganó 443 millones). Hasta mayo, la caja gallega con sede en A Coruña, acumula 180 millones de euros en beneficio bruto, lo que la sitúan como la cuarta caja que más dinero gana en España.

Una de las estrategias esenciales de Caixa Galicia está en el crecimiento del negocio por la vía de la fuerte expansión de oficinas fuera de Galicia y la entrada en nuevos tipos de créditos comerciales (préstamos rápidos, créditos a inmigrantes).

La velocidad de crecimiento de Caixa Galicia se ha situado en la apertura de una nueva sucursal por semana, que en los dos últimos años le ha llevado a contratar a 650 nuevos empleados. El crecimiento se ve reflejado en sus resultados: en 2006, Caixa Galicia cerró con un balance de 62.000 millones de euros y su director pronosticó ayer que este año llegarán a los 80.000 millones. En mayo, el volumen de negocio de la entidad financiera ya se había situado en casi 74.000 millones de euros.

"La cercanía al cliente es esencial. Por eso este año vamos a abrir 60 nuevas oficinas", señaló José Luis Méndez, quien vio refrendada por la asamblea las cuentas del año 2006. La firma gallega alcanzará este año una red de 870 sucursales. El director de Caixa Galicia destacó, entre las inversiones empresariales de la caja gallega, su aumento de participación en la petrolera portuguesa Galp, de la que ya posee el 7,5%.

La gestión de Méndez sólo fue contestada por el sindicato CC OO, cuyo representante en la asamblea, José Rumí, criticó con dureza al director general de Caixa Galicia. "Nuestro voto negativo es a una gestión y a una estrategia empresarial que sólo ve el brillo de las luces y no asume las sombras", afirmó el secretario de CC OO en Caixa Galicia. El citado sindicato, al igual que otras centrales, llevan meses enfrentados a los responsables de Caixa Galicia, a la que acusan de "presión y hostigamiento inaceptables" hacia los trabajadores.

La asamblea general anual se celebró a mediodía de ayer en la sede de la Fundación Caixa Galicia en A Coruña. El máximo órgano de la entidad fue abierto con la intervención de su presidente, Mauro Varela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de junio de 2007