Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Corina Porro | Alcaldesa en funciones de Vigo

"Estamos unidos al BNG por un mismo modelo de ciudad"

Tras su dulce derrota electoral, Corina Porro (Ferrol, 1953) se prepara para abandonar la alcaldía de Vigo. Se quedó a 2.300 votos de la mayoría absoluta. Gobernó tres años y medio, tras la ruptura del pacto entre socialistas y nacionalistas, para subir en las últimas municipales de 10 a 13 concejales. Porro, que se declara "más progresista que el resto juntos", en referencia a los candidatos de PSOE y BNG, reconoce que las siglas del Partido Popular pudieron jugar en su contra. Le gustaría gobernar en coalición con los nacionalistas: "Nos une el mismo modelo de ciudad".

Pregunta. Se quedó al filo de la mayoría absoluta ¿Qué le faltó para lograrla?

Respuesta. Sí que lo he analizado con el equipo, y creo que, sinceramente, más, imposible. Más con menos, imposible. Fuimos diez concejales, en minoría, sin presupuesto, y eso no nos impidió hacer las mayores inversiones de la historia de la ciudad. Y yo creo que subir a 13 concejales, a 4 de distancia del siguiente partido... Con más participación hubiésemos salido. Hay un reconocimiento claro, porque Gobierno central, Xunta, Puerto y Zona Franca, todos estaban en manos del PSOE. Es muy difícil aumentar 11 puntos en tres años y medio. En ningún sitio se aumentó tanto.

"¿Restar competencias a la diputación? Sí, y también a la Xunta, por supuesto"

"Mucha gente que me reconoce como buena alcaldesa no me pudo votar por mi partido"

"El PSOE ha cambiado las cosas para peor. Abel Caballero va a hacer bueno a Pérez Mariño"

"Yo he antepuesto los intereses de Vigo e hice política de ciudad; del PP no me acordé para nada"

P. Pero muchos de sus logros se los debe a la Diputación, del PP, y a Zona Franca, cuando estaba dirigida por el PP.

R. Yo he llegado a muchos acuerdos con gente de otros partidos: la entrada del AVE a Vigo, la depuradora, el nuevo hospital... Pero lo que me dolió fue que, cuando estábamos cerca de las elecciones, el Plan General, que es vital para Vigo, lo paralizó un candidato.

P. ¿Qué cree que pasará ahora con el Plan General?

R. Que me digan, con los discursos que tenían el PSOE y el BNG, dónde va a estar ahora el punto de encuentro, porque estaban en posturas totalmente opuestas. Mi pronóstico es que, como alguno de los dos mintió, alguno de los dos va a ceder. No pueden seguir con el discurso de que en 2007 se va a aprobar el plan si se hace lo que dijeron Abel Caballero y Pérez Touriño. Si hacen todas las modificaciones que anunciaron, el plan se tiene que volver a exponer al público, y por tanto no se puede aprobar en 2007. Son plazos legales, no me los invento. El plan que se va a aprobar es el que está hecho. La única diferencia es que no se le van a poner todas las dificultades que se le pusieron.

P. No todo fueron dificultades. El PSOE le apoyó los presupuestos y el BNG, el Plan General...

R. Había dos partidos que no se entendían, porque el proyecto de ciudad está en un plan general. Y eso lo hago extensivo a lo que ocurre ahora. Cuando no tienen un modelo de ciudad, que me digan qué están pactando. No están llegando a acuerdos programáticos, sino repartiendo una tarta y espacios de poder en Galicia. Y eso es lo que me preocupa. El Bloque cedió ante temas de ciudad importantes. Y con él hallamos muchos más puntos de encuentro, de interés de ciudad, pese a no tener nada que ver. Pero la ciudad es gestión, solución de problemas, y en ese espacio me he encontrado con esa afinidad con el Bloque Nacionalista Galego.

P. ¿Qué se siente cuando una se queda tan cerca de la victoria?

R. La sensación es que, con los mimbres que tenía, hice un buen cesto. La transformación de Vigo está ahí, y eso es lo que me llena. Salir a la calle y que la gente me diga: "Yo no te he votado porque no puedo votar a tu partido, pero reconozco que has sido una buena alcaldesa". Mucha gente y muchos funcionarios me lo han dicho. Eso provoca la satisfacción del deber cumplido. Yo antepuse los intereses de Vigo, hice política de ciudad; del partido no me acordé para nada. Le di a Vigo una posibilidad de diversificar su economía. Vigo depende del sector industrial. Por eso hay que cuidar tanto el puerto y no convertirlo en un parque de atracciones.

P. ¿Se opondrá al proyecto de Jean Nouvel para el puerto?

R. No, no. Yo lo que quiero es que me planteen las cosas con seriedad. Una cosa son las maquetas y otra la seriedad y la viabilidad. Lo primero es presentar el plan de usos del puerto. Pero es curioso que quien critica el plan general por su edificabilidad le dé muchísima más a la zona portuaria.

P. ¿Cree que las siglas le han hecho perder votos?

R. Sí, pero también me los ha dado. No sé. Depende de los sitios y de las tendencias, pero en Vigo se valoró sobre todo la gestión.

P. ¿No será el urbanismo el que le impidió conseguir los votos que le faltaron?

R. No. De hecho, lo volvería a hacer todo igual. La subida fue espectacular, y volvería a hacer las cosas igual. Asumí un urbanismo del Bloque y del PSOE, y lo asumí porque creo que es el que necesita Vigo y que es legal.

P. Con esos 2.300 votos, el PP hubiese salvado los muebles en Galicia, ¿no cree?

R. Lo que le falta al PP es la posibilidad de pactar con otros grupos. En Vigo, por ejemplo, si hemos apoyado un mismo modelo de ciudad que el BNG, ¿por qué no llegar a un acuerdo con el Bloque? En las ciudades, digo, porque la ciudad es gestión. Otra cosa es un Parlamento, donde intervienen otros conceptos. Pero en una ciudad, donde no se legisla, se gestiona, podemos encontrar ese punto de encuentro. Si sumados BNG y PP representamos al 60% de los ciudadanos, por qué quedarnos en el 48% que tienen ellos. Y que no me vengan con pactos de progreso, porque yo he demostrado ser más progresista que ellos dos juntos. Me parece antidemocrático que un candidato con cuatro concejales menos, Abel Caballero, no quiera sentarse a hablar conmigo. ¡Yo represento a un número muy importante de habitantes de Vigo! ¡No me tiene que ver como PP ni como la Corina Porro a la que tira de los pelos en los debates, sino como la representante del partido más respaldado de Vigo!

P. Si el PP no tiene con quién pactar, será que se ha aislado.

R. Pero es que no me dan ni la oportunidad. Bueno, hay un partido al que no le importa hablar, pero es que en mi caso tienen interés en aislarme. Por lo menos uno: el partido socialista. Porque yo no represento la derechona ni nada por el estilo.

P. El PSOE y el BNG han renovado sus listas. ¿Cree posible una ruptura como la de hace tres años y medio?

P. No. Ahora están en una dinámica, sobre todo el PSOE, del poder por el poder, y están reconociendo que el reparto va a ser en Santiago. No, no creo que rompan. Otra cosa es que planifiquen y funcionen.

P. El PSOE se ha renovado. No cree que ahora puede ser más fácil entenderse con los socialistas.

R. Cambian las personas, pero para peor, en algún caso. Abel Caballero va a hacer bueno a Ventura Pérez Mariño. Las actitudes y la falta de diálogo están ahí.

P. ¿Qué le pide al BNG, que le vote o un gobierno de coalición?

R. Un gobierno de coalición. ¿Por qué no? Somos muy distintos, pero estamos hablando de intereses de ciudad. No tenemos nada que ver con el marxismo ni con nada de eso, pero los vigueses no nos dieron una mayoría absoluta a ningún partido y hay que llegar a acuerdos. ¿Por qué se me va a excluir a mí, si estoy dispuesta a ceder? Yo soy la más legitimada para ser alcaldesa, y eso sí que lo dicen los vigueses. Y teniendo eso en cuenta, hay un partido con el que nos une un punto de encuentro crucial, como es el Plan General y el modelo de ciudad, ¿por qué no llegar a acuerdos?

P. Caballero propone una Carta de Municipalidad y competencias de las diputaciones para el área metropolitana. ¿Lo apoyará?

R. BNG y PSOE tienen un modelo territorial distinto, y no quisieron entrar en ese debate en las elecciones. ¿Restar competencias a la diputación? Sí, y también a la Xunta. Por supuesto. Lo que no creo es que sea resolutivo meter tropecientos mil ayuntamientos en al área metropolitana. ¿La carta? A los reyes magos.

P. ¿Estos resultados alimentan sus aspiraciones dentro del PP?

R. No. Yo no soy persona de aspiración dentro del partido, sino en el puesto que me toque. Vivo el presente. No me dio nunca tiempo a ambicionar nada, porque me han llevado rápidamente de un sitio a otro. Y vine a Vigo sabiendo que perdía las elecciones. Creo tanto en Vigo... No sé si es por idealismo, pero el tiempo y el trabajo me han dado la razón.

P. ¿Le gustaría defender a Vigo desde el Congreso o el Senado?

R. La verdad, no me planteo nada. Primero veré esa posibilidad de una vicepresidencia de la Diputación muy ligada a Vigo. Eso sí que me apetece. Es una forma de seguir ayudando a Vigo. Esa es mi única aspiración hoy por hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de junio de 2007