Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Admitida la demanda contra un historiador de la guerra civil

Pereira afirma que tiene "indicios suficientes" para certificar la represión en Cerdedo

Dionisio Pereira usó en 2003, en un libro colectivo sobre la represión franquista, fuentes orales para señalar a Manuel Gutiérrez y Francisco Nieto como "participantes o instigadores" de los actos que acabaron con la vida de siete personas en la comarca de Cerdedo. Tras fracasar la conciliación, el Juzgado de Primera Instancia de A Estrada acaba de admitir a trámite la demanda civil presentada por las dos familias contra el historiador.

Según los descendientes, la vía judicial se impone "porque Pereira no quiere rectificar". "Se trata de salvaguardar el honor de los antepasados", señala Santiago Taibo, abogado de los descendientes de Manuel Gutiérrez, alcalde de Cerdedo durante el franquismo, y del falangista Francisco Nieto. "Pereira dice que tiene fuentes verbales que acreditan que Gutiérrez estuvo en Falange entre 1936 y 1940, cuando este señor entonces estudiaba Farmacia. ¿Qué rigor histórico es ése?".

Jacoba Millán, abogada de Pereira, recuerda que el investigador ya había aportado la ficha personal de Gutiérrez en Falange, donde se especifica su afiliación "con anterioridad al Glorioso Movimiento [...] Fue voluntario desde los primeros momentos de la Cruzada". "Había indicios más que suficientes", insiste Pereira, que espera no tener que forzar a presentar como testigos a personas de avanzada edad. Algunas de ellas son las mismas fuentes a las que recurrió para investigar las muertes pararregulares en Cerdedo entre el 11 y el 12 de agosto de 1936.

Por parte de las familias afectadas, las exigencias se han reducido. Si en febrero solicitaban una indemnización sin especificar, y la rectificación de las dos versiones del texto de Pereira, ahora piden al investigador "que rectifique lo escrito en 2003". En la versión de 2006, incluida en La II República y la represión en la comarca de Cerdedo, Pereira añadió "presunta" a la implicación de estas personas en la represión. Taibo no aclaró los términos de la rectificación. En cuanto a la indemnización, dijo, "se quitó para que no crean que es un tema económico".

El posible acuerdo queda ahora a expensas de la audiencia previa al juicio, tras solicitar Pereira la desestimación íntegra de la demanda. El historiador suma ya más de 700 apoyos, entre particulares, colectivos e instituciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de junio de 2007