Tres detenidos por planear un atentado en el aeropuerto Kennedy de Nueva York

Las autoridades estadounidenses han acusado a tres ciudadanos de Guyana y otro de Trinidad y Tobago de conspiración para atentar contra la red de conductos de gasolina que abastece al aeropuerto John F. Kennedy (JFK), el mayor de Nueva York. Tres de los acusados ya han sido detenidos, mientras la policía buscaba ayer al cuarto.

Los detenidos constituían una "célula terrorista de extremistas musulmanes muy persistente" que llevaba desde enero de 2006 reuniendo fotografías y vídeos para llevar a cabo el atentado, que se encontraba en su "fase inicial", según informó ayer en una conferencia de prensa Mark Mershon, del FBI.

La fiscal del distrito Este de Nueva York, Roslynn Mauskopf, indicó que se trata de uno de los "complots más escalofriantes que se pueda imaginar" y comentó que en todo este tiempo de investigación "nunca ha estado en peligro la seguridad aérea ni la de los pasajeros". Fuentes del aeropuerto subrayaron que el tráfico sigue su ritmo normal y el estado de los vuelos no ha variado. Todo indica, según el FBI, que el peligro de atentado no era inminente.

El agente Mershon no vinculó a los acusados con la red terrorista Al Qaeda y dijo que el FBI considera "que esta amenaza ha quedado completamente erradicada". En la rueda de prensa, Mark Mershon explicó que se busca a una cuarta persona, Abdel Nur, también natural de Guyana, "que podría haber huido a Trinidad y Tobago".

Los tres detenidos son Rusell Defreitas, un ciudadano estadounidense, nacido en Guyana y detenido en el barrio neoyorquino de Brooklyn, que era un antiguo trabajador del aeropuerto; así como el ex alcalde y antiguo parlamentario de Guyana Abdul Kadir, y Kareem Ibrahim, de Trinidad y Tobago. Tanto Kadir como Ibrahim se encuentran bajo custodia en Trinidad y Tobago, mientras que Defreitas se encuentra en territorio estadounidense.

El atentado se iba a llevar a cabo con explosivos "que aún no habían sido adquiridos", agregó el responsable del FBI, quien explicó que en cuanto se supo de las intenciones del grupo se incluyó en los trabajos a un informante.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El comisario jefe de la policía de Nueva York, Ray Kelly, indicó que la trama descubierta pone de manifiesto que Nueva York "es un objetivo preferente de los terroristas" desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, perpetrados por Al Qaeda.

Además, explicó que la red de conductos de gasolina comienza en el Estado de Nueva Jersey, pasa por Staten Island y Brooklyn, hasta llegar a los aeropuertos de La Guardia y JFK.

Ésta es la segunda ocasión en tres semanas que se advierte sobre la posibilidad de un atentado. El pasado 11 de mayo funcionarios estadounidenses y alemanes advirtieron sobre la posibilidad de otro ataque, en ese caso contra militares o turistas de Estados Unidos en Alemania. Los funcionarios de seguridad aseguraron entonces que la información detrás de la amenaza era "muy real", por lo que se destinaron agentes de seguridad a los aviones que cubren las rutas entre Alemania y Estados Unidos como medida de protección.

El aeropuerto John F. Kennedy, inaugurado en 1948, es el más transitado de Nueva York y principal punto de llegada de los miles de turistas que visitan la ciudad estadounidense a diario. Las instalaciones se encuentran a 20 kilómetros de Manhattan y por ellas transitan más de 40 millones de pasajeros y cerca de 1,7 millones de toneladas de carga cada año.

En 2005, más de 350.000 vuelos aterrizaron o despegaron en las pistas del JFK, según consta en la página de Internet del aeropuerto.

Tanques de combustible del aeropuerto JFK, donde el FBI afirma que los terroristas planeaban atentar.
Tanques de combustible del aeropuerto JFK, donde el FBI afirma que los terroristas planeaban atentar.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS