Las lluvias reducen el riesgo de incendios para este verano

La Generalitat aumentará levemente para este verano los recursos técnicos y humanos que habilita para las temporadas excepcionales de alto riesgo de incendios, pese a que las previsiones descartan el escenario "más peligroso". Así lo afirmaron ayer en el Parlament los consejeros Joan Saura y Francesc Baltasar. Ambos presentaron juntos la campaña de incendios de este año, en la que dicen, "no se bajará la guardia". Se contratarán 1.337 personas de apoyo, que se agregarán a los 2.524 bomberos y a los 2.354 voluntarios ya disponibles. Se activarán 30 nuevos parques de bomberos y se dispondrá de 33 medios aéreos, con una capacidad total de 61.200 litros de agua.

El dispositivo de este año es ligeramente superior, tanto en personal como en recursos técnicos, al que se estableció para el año 2005, que fue catalogado como una temporada excepcional ante el elevado riesgo de incendios. Saura explicó que se descartaba que esta temporada fuera muy peligrosa, ya que hasta ahora la climatología no ha sido adversa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de junio de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50