El número de jóvenes fumadores se ha reducido en un 4% desde 2003

La campaña 'Crea y disfruta de espacios 100% sin humo' centra el Día Mundial sin Tabaco

Coger aire. Aguantarlo unos segundos en los pulmones. Y soltarlo lentamente a través de un tubo que llega a un medidor de Monóxido de Carbono en el aire inspirado, paralelo al nivel de nicotina en la sangre. Si quien se enfrenta a esta sencilla prueba -una cooximetría- alcanza una cifra mayor de 10, es un fumador o vive en un área muy contaminada. En este caso, el medidor mostrará una franja color naranja. Si el índice es menor, la línea aparecerá verde. Pero si ésta se vuelve roja, la alerta se convierte en alarma: ¡Deje de fumar!

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla, instaló ayer una carpa en una céntrica plaza sevillana con motivo del Día Mundial sin Tabaco. Durante toda la mañana, un grupo de voluntarios trataba de convencer a los transeúntes de las bondades de cambiar un cigarrillo por un caramelo. "Nadie se acerca, tenemos que abordarlos", decía una de las colaboradoras.

La delegada de Salud y Consumo, Cristina Vega, junto al presidente de la AECC, Francisco Ruiz Torrent, presentó la campaña, Crea y disfruta de espacios 100% libres de humo, que este año se centra en la protección de los menores frente a los efectos nocivos del tabaco. Daban un dato positivo: de 2003 a 2007 se ha reducido el número de jóvenes (entre 16 y 24 años) fumadores: del 37% al 33%.

Ley antitabaco

Por su parte, la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, consideró "claramente mejorable" la aplicación de la ley antitabaco en los establecimientos de hostelería y aunque se mostró a favor de que se prohíba fumar en todos los establecimientos públicos, abogó por conseguirlo desde "la concienciación y el consenso" de la sociedad.

Montero anunció un estudio para conocer el impacto de la ley antitabaco en Andalucía, aunque avanzó que ya se fuma un millón menos de cigarrillos al día. En cuanto a las sanciones, la consejera señaló que durante el año y medio de aplicación de la ley se han presentado 1.098 denuncias contra establecimientos que, presuntamente, incumplían la norma. De ellas, 63 acabaron en sanciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según la consejera, los técnicos de Salud, que han realizado 1.343 inspecciones, determinaron que un 60% de los establecimientos incumplía la ley, porcentaje que se redujo al 12% en una segunda visita para comprobar si se habían corregido las anomalías detectadas. Con todo, la consejera subrayó que la medida más eficaz contra el tabaquismo es "la propia voluntad del fumador" para dejar un hábito que causa unas 10.000 muertes anuales en la Comunidad.

Según apuntaron ayer diversos expertos reunidos en el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, el fumador pasivo tiene la misma probabilidad de sufrir una patología cardiovascular que la de una persona que fuma hasta nueve cigarrillos al día. Además, se estima que el 40% de las muertes por problemas cardiovasculares está relacionada con el tabaquismo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS