Iberia busca socios para no ser la última compañía en la consolidación del sector

Iberia no será la primera compañía en buscar pareja en el sector en Europa, pero tampoco quiere ser la última en salir a bailar. El presidente de Iberia, Fernando Conte, dejó ayer claro en la rueda de prensa previa a la junta anual de accionistas que Iberia será comprada. O comprará, con los 1.800 millones de euros de caja neta de que dispone, alguna aerolínea que tenga "mercados complementarios distintos pero con potencial" o que "refuercen la distribución en el largo radio" de la compañía, es decir, en América. "No queremos ser los últimos" en el proceso de consolidación del sector, dijo.

La cuestión es cuándo y por quién. A tenor de lo expresado por Conte no hay prisa. Además la entrada en vigor del acuerdo de cielos abiertos con EE UU dentro de un año dará mejor color a la compañía y los principales accionistas de Iberia quieren vender pero no a cualquier precio.

Sobre el quién no dio ningún dato más allá de lo conocido, pero sí alguna pista. "No es que quiera defender" a TPG, el fondo estadounidense que se ha aliado con Bristish Airways (dueño del 10% de la compañía) para lanzar una OPA por Iberia, pero apuntó en su haber su reflote de Continental Airlines en la que estuvo 11 años. Una necesidad que la española no tiene, ya que lleva once años en beneficios y está en una posición de privilegio para poder "escoger lo que más interese a la compañía". Y eso no lo dijo Conte, que sólo aclaró que no ha recibido de momento "ningún rechazo".

Por su parte el ex consejero delegado Ángel Mullor (cuya retribución de 1,8 millones al abandonar la compañía fue tildada de inmoral por uno de los dos accionistas que habló) apuntó que las s empresas que están realmente interesadas en hacer una oferta por Iberia guardando silencio, informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 30 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50