Elecciones 27M

La mejoría de votos del PSOE en Castellón no evita la mayoría del PP

El PP volvió a obtener ayer la mayoría absoluta en la ciudad de Castellón con lo que ésta será su quinta legislatura al frente de la capital de La Plana. Los resultados obtenidos por el candidato popular, Alberto Fabra, se asemejan a los logrados por su predecesor, José Luis Gimeno, ya que tanto en la pasada como en la próxima legislatura, el banquillo popular estará ocupado por quince concejales tras conseguir el apoyo de más del 48% de los electores. Pese al importante ascenso del PSPV, encabezado por Juan María Calles, el batacazo del Bloc y la falta de fuerza de Esquerra Unida para entrar en el consistorio ha vuelto a dar la alcaldía a los populares.

Finalmente, la inclusión como número 3 en la lista local del líder del PP provincial, Carlos Fabra, imputado por tráfico de influencias, cohecho y un posible fraude fiscal, no ha tenido una excesiva repercusión negativa para el PP, ya que con más del 96% escrutado, la pérdida de votos no alcanzaba un punto.

Más información
El 'caso Fabra' no repercute en los resultados de las elecciones
'Forasters vindràn que de casa ens trauran'

Pese a que los primeros sondeos otorgaban la posibilidad de que, tras 16 años en el gobierno municipal, el PP pediera la mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Castellón, finalmente, más del 48% de los votantes apoyaron las propuestas populares.

El ascenso del PSPV se tradujo en que los electores que apoyaron la candidatura de Calles fueron un 4% más que los que votaron a los socialistas en los anteriores comicios. Este incfemento de apoyos electorale se tradujo en una subida de dos concejales más que en las anteriores elecciones municipales, con lo que ha pasado de 10 a 12, con el 96% del escrutinio.

El dato más relevante fue la caída del Bloc, que ha perdido un concejal y 1,5 puntos de apoyo, con lo que finalmente, sólo Enric Nomdedéu estará sentado, como representación de los nacionalistas, en los bancos de la corporación local.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esquerra Unida, que en las pasadas elecciones se quedó a ocho décimas de llegar al 5%, se quedó ayer en un 3,54%, resultado que, nuevamente, le excluye del ayuntamiento.

Alberto Fabra no logró su deseo de que "la ciudad tenga el mayor índice de participación de la Comunidad Valenciana", ya que fue menor que en las anteriores elecciones con casi tres puntos por debajo de la lograda hace cuatro años. Así, el grado de abstención se situó cerca del 39%, cuando en las anteriores no llegó al 35%.

Al cierre de esta edición Alberto Fabra y Juan María Calles no habían efectuado ninguna valoración de los resultados a la espera de que los votos estuvieran escrutados al 100%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS