Reportaje:Elecciones 27M

'Forasters vindràn que de casa ens trauran'

La victoria del PP ha sido la norma en los municipios donde se han detectado votos de forasteros o extranjeros

En Fanzara ganó el PP por 13 votos, cuántos de ellos provenían de fantasmas empadronados en el municipio es algo que no se sabrá; pero sí que fueron suficientes para darle la victoria a los populares. "Otro forastero, otro forastero...", un corrillo de mujeres en la plaza de Fanzara (Castellón) no dejaban de sorprenderse de la cantidad de personas desconocidas en un pueblo de apenas 300 habitantes. Cerca de un centenar de

"nuevos vecinos" se acercaron ayer hasta el Ayuntamiento de esta localidad donde se encontraba situada la única mesa electoral del municipio.

Los desarraigados, con derecho a voto, eso sí, llegaban en coche, votaban y se marchaban. "Forasters vindràn que de casa ens trauran", gritaron en un par de ocasiones. La mayoría de los desconocidos para quienes viven a diario en el pueblo llegaban con la papeleta preparada, aunque algunos de ellos ni siquiera sabían qué tenían que hacer.

Más información

Alrededor de las 12.30 se presentaron tres integrantes de una familia rumana. "¿Dónde vivís?", les espetaron las mujeres. Ante el "no entiendo" de los electores y el murmullo que empezó a subir de tono, salió uno de los integrantes de la lista del PP: "Les he alquilado yo la casa", dijo. Así, entró el primero de ellos y se presentó ante la presidenta de la mesa con su pasaporte. Una vez comprobado que estaba incluido en el censo, le pidió la papeleta. No la llevaba preparada. Sacó un papel. La presidenta le dijo que eso no era y le indicó que se tenía que dirigir a la mesa para coger una de las listas blancas (las correspondientes a las elecciones locales) y meterla en un sobre. Una vez delante de las candidaturas, no tuvo ninguna duda a la hora de escoger.

Los ánimos no se calmaron. De momento, irrumpieron los aplausos. Era un chico joven que acudía a ejercer su derecho al voto. "Bravo, bravo, a éste sí le conocemos", le corearon. Ante el jaleo, la persona encargada por el ayuntamiento para transmitir los resultados llamó a la Guardia Civil y exigió que una pareja permaneciera en la puerta del colegio donde le habían acusado de incitar a votar en un sentido concreto. El agente que se personó le instó a presentar denuncia.

El voto de los fantasmas empadronados en casas abandonadas o en lugares inverosímiles para ser utilizados como viviendas contó y los socialistas anunciaron que iban a impugnar los resultados.

En Cabanes, según denunció EU, los "nuevos vecinos" también acudieron en masa a votar, en contra de la idea de que estos votos llegarían por correo. Hasta la mesa de la Ribera llegó un minibús lleno de portugueses que, en su mayoría, no estaban censados y que, por lo tanto, no pudieron introducir sus papeletas en las urnas, mientras un ciudadano rumano mostró su total extrañeza cuando llegó a la mesa que le correspondía y le anunciaron que ya había emitido su voto por correo. El recuento final de los votos arrojó una victoria para el PP. Esquerra Unida anunció que impugnará los resultados

Fanzara y Cabanes no son los unicos municipios de Castellón donde se han producido denuncias de censos hinchados. En la Vall d'Alba, Santa Magdalena de Pulpis, San Rafael del Río y Sant Jordi el PSPV-PSOE y Esquerra Unida denunciaron también un incremento sospechoso de los censos. Sólo en Argelita, donde el alcalde es socialista se logró frenar un empadronamiento masivo antes de que se produjera, mientras que en Salzadella, los nuevos empadronados no acudieron a votar y la candidatura independiente salió vencedora.

En Alicante, pese a que la fiscalía investiga los censos hinchados en Relleu, La Nucia y Aigües, el PSPV ha manifestado su intención de no impugnar los resultados. En Valencia, los socialistas aún no han decidido si presentarán algún tipo de protesta por los resultados de Dos Aguas donde también se ha constatado un incremento del censo sospechoso.

La victoria del PP ha sido la norma en los municipios donde se han detectado votos de forasteros o extranjeros, la mayoría de ellos provenientes de países del este de Europa recién ingresados en la Unión Europea. Muchos rumanos y algunos familiares o amigos de alcaldes que pretendieron "amarrar" la victoria y lo consiguieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50