Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

El 'caso Fabra' no repercute en los resultados de las elecciones

El caso Fabra no ha tenido la menor repercusión en el resultado en las votaciones para las Cortes Valencianas en la provincia de Castellón. La izquierda tuvo que conformarse con el aumento de un diputado por parte del Compromís pel País Valencià. Una magra cosecha para las expectativas que se habían creado. El PSPV con el 89 % escrutado se hizo el escaño número 10 que durante toda la noche se disputó con el PP.

De esta manera, los populares habrían obtenido 12 parlamentarios, uno menos que en los anteriores comicios, el PSPV se había alzado con 10, uno más que en 2003, y Compromís había logrado que tanto el representante de Esquerra Unida como el del Bloc estén sentados en el parlamento autonómico en representación de Castellón.

Pese a que la participación a mediodía se situaba, aproximadamente, en igual porcentaje que en los anteriores comicios, el número de votaciones en la provincia comenzó a bajar y, a las 18 horas, se situó alrededor de cinco puntos por debajo del índice conseguido en 2003. Al cerrar las mesas electorales, el nivel de abstención se situó casi cuatro puntos por encima del registrado en las elecciones autonómicas de 2003.

Así, quedaba en saco roto la previsión de la cabeza de lista de la candidatura autonómica del PSPV por Castellón, Isabel Escudero, que había asegurado que "este día, más que nunca, la izquierda se movilizará después de lo que ha caído, y estoy convencida de que la provincia votará por un cambio por la renovación y la transparencia".

Más votos que en 2003

El PP obtuvo incluso más votos que en 2003, ya que, con el 81% escrutado, los resultados arrojaban un balance en el que los populares ascendían un punto por encima de los apoyos obtenidos hace cuatro años pese a que lograron cerca de 25.000 votos menos. Aún así, ayer lograron el 48,81% de los votos frente al 47,74% que registraron en los anteriores comicios.

Por su parte, el ascenso del PSPV fue de menos de 1,5 puntos, aunque los más de 88.000 votos de las comarcas de Castellón sólo le sirvieron para revalidar los resultados de las anteriores elecciones. Mientras, Compromís obtuvo más de 2 puntos menos de apoyo que, en votos, se tradujo en que más de 10.000 personas dejaron de votar a Esquerra Unida o al Bloc cuando en las anteriores elecciones autonómicas habían optado por estas formaciones. Aún así, el apoyo del 7,76% de los votantes ha servido para que la coalición tenga dos representan.es en el parlamento valenciano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de mayo de 2007