Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

La izquierda 'abertzale' intensifica el acoso con un artefacto contra un candidato del PSE

El ataque a Joseba Elola en Zarautz es el acto más grave realizado en la campaña vasca

La colocación de una bomba incendiaria de fabricación casera bajo el coche del candidato socialista de la localidad de Getaria (Guipúzcoa) Joseba Elola, aunque resultó fallida, tuvo el efecto de un terremoto en medio de una campaña electoral ya de por sí tensa en Euskadi. Los partidos, además de condenar este hecho, resaltaron que se trata del episodio de violencia callejera más grave protagonizado por los abertzales radicales. Frente a las acciones de coacción y hostigamiento que han sufrido casi todos los partidos, el ataque tiene el agravante de haberse dirigido a una persona concreta y con un artefacto.

El ataque se produjo a las 10.40 y fue detectado por un vecino que, tras escucharse una ligera explosión, comprobó que salía una fuerte humareda negra de los bajos de un coche estacionado en la calle Mintegi de Zarautz (Guipúzcoa). Era el vehículo que el profesor de la ikastola de esta localidad, Joseba Elola, había estacionado dos horas antes en las inmediaciones del centro educativo, donde da clase desde hace años.

Preparado de forma rudimentaria y compuesto por un elemento pirotécnico y un recipiente con líquido inflamable, al artefacto, colocado dentro de una bolsa, le falló el dispositivo de ignición, por lo que no llegó a estallar. Sólo prendió la pólvora y los papeles que contenía la bolsa, que originaron el humo que ennegreció la parte derecha del vehículo y permitió descubrir el ataque.

Este episodio eleva un grado la campaña de acoso que han sufrido los candidatos de los partidos vascos desde el entorno de Batasuna. Especialmente por la intimidación personalizada que supone la colocación de un aviso incendiario bajo el coche de un militante de base. Ayer mismo, una docena de radicales portando carteles que decían "no al pucherazo", irrumpieron en el mitin que el alcalde de Bilbao, el peneuvista Iñaki Azkuna, celebraba en la Plaza de Indautxu. Por la tarde, trataron también de boicotear el mitin que los populares protagonizaron en la localidad guipuzcoana de Mondragón. Y, también en Bilbao, intentaron reventar un mitin de EB en el que participaban Gaspar Llamazares y Javier Madrazo. En el campus de la UPV de Leioa (Vizcaya), otros jóvenes violentos rompieron los retrovisores de dos autobuses y realizaron pintadas contra el PSE, PP y PNV.

"Fascismo puro y duro"

Tras conocerse el ataque contra Joseba Elola, todas las instituciones y partidos legales, excepto ANV, condenaron los hechos. Así mismo, exigieron a Batasuna y al partido que ha conseguido presentar 133 listas que manifiesten su rechazo al ataque contra el candidato socialista. La junta de portavoces del Ayuntamiento de Zarautz, del que forma parte Patxi Elola, hermano de Joseba, aprobó un comunicado en el que expresaba su solidaridad con él y su familia y mostraba su "más profundo desprecio" por quienes aún insisten en la práctica de la violencia como defensa de sus ideales políticos.

La corporación Zarautz, que encabeza la nacionalista Maite Etxaniz (EA), presidió por la tarde una concentración de repulsa a este episodio, y advirtió que "la vuelta al fascismo puro y duro que, al parecer, ha asumido la izquierda radical vasca, refuerza nuestra defensa de los derechos humanos". La protesta, en la que participaron unas 200 personas, contó con la asistencia de Patxi y Joseba Elola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2007