Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Respuestas | MIKEL ERENTXUN | Elecciones 27M

¿Es buena la relación del mundo de la cultura con el de la política?

Mikel Erentxun nació hace 42 años en Caracas (Venezuela), pero se siente un donostiarra de pura cepa. Sin necesidad de mudarse ha logrado éxito comercial en el campo de la música. Primero como integrante de Duncan Dhu, dúo al que puso voz durante tres lustros, y posteriormente en solitario, faceta en la que ha publicado ya seis álbumes. Aunque medita una retirada temporal de los escenarios, todavía está reciente la edición de El corredor de la suerte, el que presenta como su disco más rockero y comprometido.

Cuando a Mikel Erentxun se le pregunta si hacen buenas migas arte, cultura y política, no duda su respuesta: "No. Son cosas que hay que procurar que vayan separadas". Así de rotundo se muestra el músico, quien sostiene que "cuando la cultura se politiza, muchas veces deja de ser interesante". Y más todavía en lugares como Euskadi y Cataluña, donde, según él, "se subvenciona más pensando en cuestiones políticas que de calidad".

Igual de tajante se muestra para asegurar que a San Sebastián "le sobran los coches". "Donosti tenía que seguir en la línea de potenciar los bidegorris y las calles peatonales", sugiere a los políticos un artista al que se puede ver a menudo pedaleando por la capital donostiarra.

Para reducir la presencia de coches propone construir aparcamientos disuasorios a la entrada de la ciudad y un medio de transporte urbano alternativo: "El tranvía sería la solución perfecta". A Erentxun le parece que la oferta cultural de su ciudad "está bastante bien", no le inspira confianza la clase política y ya sólo le apetece votar en las elecciones municipales. En el resto no acude a las urnas, pues hace tiempo que le defraudan los políticos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007