Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empresas musicales se asocian para regular la profesión

Regular la profesión, ganar visibilidad y presentarse como un bloque ante la administración son los objetivos iniciales de la Asociación Galega de Empresas Musicais (AGEM), que se presentará "en breve", según su presidenta, Lucila Campos, de Idea Rock.

"La asociación quiere representar a todos los que nos dedicamos a la música en directo, no sólo productores y mánagers", explicó Campos. "Hay empresas que trabajan exclusivamente management y otras más autodidactas, pero con suficientes baremos de calidad", apuntó. "Otra cosa es el intrusismo, que hay que combatir". Para crear "algo sólido" esperan también fomentar cursos acreditativos de una profesión "un poco dispersa en Galicia" y trabajar en el campo de los derechos de autor para "conseguir mejores condiciones para todos en general". "En Cataluña, representantes, promotores y mánagers están asociados desde 1976", destacó.

El colectivo gallego espera presentar a medio plazo el primer estudio del sector "para ver qué representamos y cuánto, en números de facturación". Raquel Seijo (Nocturna), Xulio Cordeiro (XXL Producións) y Xavier Alonso (Nordesía) forman la primera junta directiva de una asociación que integra a 13 empresas desde su constitución asamblearia a comienzos de este mes. Además de las cuatro citadas, son Abada Producciones, Zouma, La Fábrica de Chocolate, La Iguana, Sul, Nalgures, Producciones Independientes Culturales, Suite Tours y Ciba Producciones. Campos sitúa en 25 el número de empresas que podría llegar a integrar la asociación, "incluyendo la gente que trabaja a través de asociaciones culturales".

Movimientos

El nacimiento de la AGEM es el punto de partida de nuevos movimientos asociativos en la industria musical gallega. En lo que respecta a las discográficas, la Asociación Galega de Fonografistas (Agafono), fundada en 2006 por Zouma, Clave, Sons Galiza, Do Cumio y Atlantia, se ampliará con la probable entrada de Falcatruada, Ouvirmos, PAI Música, Xingra y Audia Récords, que dilatan el registro esencialmente folk del inicio. Los requisitos de entrada (un mínimo de 10 discos editados y al menos dos ediciones anuales) se mantiene, pero se incorpora la figura de socios adheridos, "con voz pero sin voto", para las compañías que no cumplan estas condiciones.

"La pretensión sería unir en una misma federación a la AGEM, Agafono y todos los colectivos relacionados con el mundo de la música profesional", señaló Juan Carlos Fasero, de Zouma. "De momento la idea es poner en marcha la AGEM y buscar líneas de subvención específicas que todavía no existen", dijo. "Aquí todavía se habla de cultura cuando habría que empezar a decir industria". Las peticiones se dirigirán a la futura Axencia Galega das Industrias Culturais (Agaic) y al Instituto Galego de Promoción Económica (Igape).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 2007