Reportaje:Nuevos instrumentos de inversión

Altadis fumando espera

La firma tabaquera hispano francesa es pretendida por los fondos CVC y PAI

A Altadis, la empresa que nació en 1999 de la fusión de la española Tabacalera y de la francesa Seita, se la rifan. Ahora está siendo analizada por los fondos de capital riesgo CVC y PAI para su compra y por Imperial Tobacco. Los equipos económicos y jurídicos de estos fondos diseccionan las tripas de la tabaquera y calculan todo tipo de ratios para calcular milimétricamente el precio que pueden pagar para que la que inversión sea rentable.

El fondo británico CVC y el francés PAI han valorado de forma preliminar cada acción de Altadis a 50 euros, tres euros más que la tabaquera británica Imperial. Los dos fondos, que son socios en la textil española Cortefiel desde 2005, manejan conjuntamente unas inversiones globales de 27.900 millones de euros distribuidas en una veintena de compañías. Si al final presentan una OPA por el 100% de Altadis, deberán destinar 12.800 millones de euros a esta operación, lo que supondría la mayor tacada inversora de una sola vez para estos dos fondos. Por ello, sus responsables ya han lanzado al mercado la idea de incorporar a inversores españoles y franceses que se buscarán en las grandes fortunas (Amancio Ortega, las hermanas Koplowitz, familia Carulla, Juan Abelló, entre otros, en la parte española). Los fondos suelen estar entre un periodo de seis y ocho años en las empresas, lo que en su jerga se llama madurar la inversión. Al igual que en otras compras, en Altadis los fondos han ido por la puerta delantera y han hablado con el equipo directivo de la firma adquirida al que se le asegura su continuidad en la gestión.

CVC y PAI, que son bien recibidos tanto en su oferta económica como en la estratégica de negocio por la dirección de Altadis, no quieren dejar ningún cabo suelto. Así, tras recordar que el ajuste industrial y de personas ya está hecho en Altadis, han garantizado que seguirán abasteciéndose de materia prima tabaquera de España y de Francia con lo que no se salen del carril oficial.

Los expertos lo tienen claro: el puzzle tabaquero mundial necesita de movimientos estratégicos y los fondos CVC y PAI ya han enseñado sus dientes a Imperial para quien crecer, igual que para Altadis, se ha convertido en el primer mandamiento de su supervivencia en un mercado globalizado y a la espera que irrumpan en el merco occidental los dragones chinos en el próximo año.

Antonio Vázquez Romero, presidente de Altadis.
Antonio Vázquez Romero, presidente de Altadis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50