Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Il Cavaliere aumenta el control sobre los medios italianos

Silvio Berlusconi disfrutaba, hasta ayer, de una posición dominante en el sector televisivo italiano. Desde ahora, Il Cavaliere es el amo. Además de poseer tres de las cuatro televisiones privadas de ámbito nacional, produce los programas de más éxito de su único competidor, el consorcio público RAI. Será Berlusconi quien decida la audiencia de sus competidores. Su poder político-mediático alcanza un nivel casi monopolístico.

Romano Prodi, presidente del Gobierno y cordial enemigo de Berlusconi, reaccionó con diplomacia ante la conquista de Endemol por parte de Mediaset: "Me parece bien que se refuerce una empresa italiana, pero esta compra agrava las dificultades de la RAI para mantener una estrategia competitiva".

La reunión que José Luis Rodríguez Zapatero y Romano Prodi mantuvieron en Ibiza en febrero pasado propició una inesperada eclosión de operaciones hispano-italianas: Enel-Endesa, Telefónica-Telecom, posiblemente Abertis-Autostrade. Pero la de Telefónica y Mediaset para el cambio de propiedad de Endemol no estaba en la agenda de Prodi. Al contrario. Si hubiera podido, la habría frenado. Era imposible: Mediaset pensaba en Endemol desde hacía muchos meses, y se había aliado ya con el fundador, John De Mol.

Partición o monopolio

Al asumir el Gobierno, el centro-izquierda italiano volvió a plantearse, con cautela, el problema de la hegemonía de Mediaset. Pero en cuanto se abordaba el asunto, Berlusconi amenazaba con "sacar a la calle un millón de italianos". El problema de Mediaset atemorizaba al Gobierno. Ahora se convierte en una cuestión prioritaria, con dos opciones posibles para Prodi: o trocear Mediaset en nombre de la libre competencia, lo que implicaría una feroz batalla política, o entregar "de facto" la RAI a Berlusconi y aceptar que sea él quien componga las programaciones de seis de las siete cadenas generalistas.

El ministro de Industria, Pierlugi Bersani, felicitó a Mediaset "sin ironía", pero añadió que la situación requería "una seria reflexión". "Los monopolios se combaten combatiéndolos", siguió Bersani, "y afortunadamente contamos con una Autoridad que vigila la libre competencia".

Giovanni Minoli, veterano periodista y productor de la RAI y actual director general de RAI Educational, afirmó en un reciente artículo publicado en el diario Il Reformista que, con la unión entre Mediaset y Endemol, la RAI podía considerarse privatizada. "Es una privatización sin venta de acciones, sin relación con el mercado, efectuada a través de un caballo de Troya que vence su batalla en el interior de la competencia", escribió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 2007