Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El lago de los cisnes' en el Retiro atrae a miles de madrileños

Numerosos ciudadanos se quedaron sin pases porque se repartieron antes de lo previsto

"No te molestes en hacer cola. Tienes como 5.000 personas delante de ti", le dijo una chica de la organización de las fiestas de San Isidro a Nacho cuando fue ayer, a las 11.45, a "intentar conseguir unas invitaciones" para el ensayo general del ballet de Tamara Rojo en una plataforma sobre el estanque del Retiro. Ya se temía Nacho la respuesta cuando al entrar en el parque se topó con un larguísimo hormiguero de ciudadanos que también acudían a la oferta del Ayuntamiento en su programación festiva: una gran gala de El lago de los cisnes, en dos sesiones y con entrada gratuita. La teoría: 4.000 personas podrían sentarse en las gradas y 10.000 podrían ver el espectáculo en pantallas gigantes desde los alrededores del estanque.

Según el folleto del programa municipal de San Isidro, las entradas gratuitas se podrían retirar en las taquillas del embarcadero el sábado 12 y el domingo 13 (día de las funciones), en horario de 12.00 a 15.00 y de 16.00 a 21.00. Sin embargo, el viernes 11 hubo un reparto "espontáneo" que pudieron pillar algunos afortunados. Fue el caso de Ángeles, vecina de la zona, que paseaba a su perro y pudo conseguir las dos invitaciones por persona que tocaban en el reparto municipal.

Quejas y sillitas

Quienes acudieron el sábado, según el horario previsto, se toparon con que la taquilla sólo dispensaba el 50% del aforo para el espectáculo de esa noche y el 50% para la gala del domingo. Fue el caso de José Pedro: "Veías meandros y meandros de gente surcando el parque de un extremo a otro. Unas chicas daban folletos del ballet y contaban el panorama. Mucha gente se desanimaba y se iba, pero yo aguanté hasta las tres de la tarde, cuando se cerró la taquilla, por si había suerte". No la hubo. Y gente indignada como él rellenó hojas de reclamaciones.

Varios policías municipales calmaban los ánimos de los presentes y les daban argumentos para conformarse: "Pero si a las seis de la mañana, cuando abren el parque, ya venía gente a ponerse a la cola con sillitas plegables en mano". A esa hora piensa estar hoy Columba Sánchez, de 60 años. "Abrimos la taquilla distintos días para diversificar las oportunidades de conseguir entradas", explicó un portavoz de la Concejalía de las Artes.

"Somos bastante austeros en Madrid y merecía la pena por un día hacer algo grande", dijo a este periódico Tamara Rojo el pasado abril. Y grande ha sido la respuesta del personal. "La verdad es que ya desde las gradas creo que no se va a ver casi, no me molesto en quedarme en los alrededores del estanque", decía Nacho. Lo podrá ver esta noche en Telemadrid, a las doce.

Patricia, de 22 años, es de los afortunados que se sentarán hoy en las gradas: "Se enteró mi madre y vinimos esta mañana (por ayer) a las 10.00, y dos horas después lo conseguimos. Ya que pagamos impuestos, está bien que organicen eventos como éste, pero creo que no habría que gastar tanto dinero en un solo día y mejor invertir en otras cosas". Eso mismo opinia la concejal socialista Rosa León quien añade una denuncia: "No son los 350.000 euros que dice el Ayuntamiento que ha costado el espectáculo, sino cerca de 720.000, según nos hemos enterado por otras fuentes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 2007