El Rey elogia el acuerdo de Irlanda del Norte y dice que en estos casos hay que intentarlo

Don Juan Carlos resalta que el pacto en el Ulster ha costado 10 años y mucha dedicación

El Rey elogió ayer, en una conversación informal con periodistas, el reciente acuerdo alcanzado en Irlanda del Norte, que ha permitido la formación de un Gobierno integrado por católicos y unionistas. También dijo que este tipo de procesos son largos y que, en todo caso, hay que intentarlo. El monarca hizo estas reflexiones tras ser preguntado por ETA, asunto sobre el que eludió pronunciarse diciendo que corresponde al Gobierno, y que él está por encima de estas cuestiones. En otro momento de la conversación, don Juan Carlos comentó que no hay "paralelismos" entre el Ulster y España.

Más información

Don Juan Carlos visitó la sede de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid acompañado del ministro del Interior, Alfredo Pérez-Rubalcaba; el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho; y el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida. Es la primera visita operativa del monarca a la sede central del instituto armado, que no visitaba desde que hace 25 años inauguró el museo histórico de este cuerpo policial.

Don Juan Carlos se interesó por un camión convertido en laboratorio móvil de Criminalística para actuar en grandes catástrofes y otro vehículo diseñado para desplegar un sistema móvil de protección de recintos necesitados de alta seguridad.

Después de su visita a las instalaciones, don Juan Carlos tomó un refrigerio con generales, jefes, oficiales y suboficiales, con los que departió. Antes de abandonar la sede de la calle de Guzmán el Bueno, charló unos minutos con los periodistas.

Tras comentar el nacimiento y futuro bautismo de su nieta Sofía -segunda hija de los príncipes de Asturias- un informador consultó si se le podía preguntar por cuestiones de actualidad y enseguida se abordó el asunto de ETA, a lo que el Rey respondió que él esta por encima de esta cuestión y que de eso se encarga el Gobierno. Y sin que ninguno de los informadores hablara del caso de Irlanda del Norte, don Juan Carlos se refirió en tono elogioso al primer ministro británico, Tony Blair, y a la importancia de la foto de prensa que refleja el histórico acuerdo entre los unionistas del reverendo Ian Paisley y los republicanos de Martin McGuiness para la formación del Ejecutivo norirlandés.

El Rey calificó de muy importante esta imagen que ayer ocupaba la primera página de algunos de los diarios más importantes del mundo e incidió en que esa foto ha costado 10 años y mucha dedicación. El monarca añadió que hay que intentarlo, antes de concluir que puede salir bien o no, pero que este tipo de logros hay que intentarlos porque "si se consiguen, se consiguen". Cuando un periodista preguntó al Rey si hay "paralelismos" con España, don Juan Carlos respondió que no es igual y que hay diferencias entre un caso y otro.

El diputado Emilio Olabarría, del PNV, declaró a Servimedia que la postura del monarca es "muy loable" porque supone expresar reconocimiento a un proceso de diálogo como el que se intenta hacer en el País Vasco. El socialista vasco Rodolfo Ares coincidió con el Rey en la importancia de lo ocurrido en el Ulster, pero lo consideró "diferente" a la situación vasca.

Durante las más de dos horas que el Rey estuvo en la Dirección General de la Guardia Civil se interesó por la inmigración irregular, el tráfico y el terrorismo islamista. Uno de los momentos más emotivos fue cuando don Juan Carlos se acercó a saludar a un grupo de esposas y familiares de guardias civiles. Se quitó su gorra de capitán general del Ejército y se la colocó en la cabeza a Alfonso, un niño de cuatro años, de mirada vivaracha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50