Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Imaz reclama un pacto para sacar el terrorismo del debate electoral

El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, tiene un creciente cartel en los foros madrileños por su rotunda actitud contra ETA y su exigencia a Batasuna de que rechace la violencia como condición para su participación en la política, algo que no sucedía en la etapa anterior del PNV. Ayer lo volvió a repetir en el Foro Europa Press, donde contó con una importante acogida, sobre todo del mundo empresarial, que le sigue atentamente y que él cuida.

Imaz pretendía con su intervención reclamar a los partidos, especialmente al PSOE y al PP, un acuerdo de mínimos para erradicar el debate sobre el terrorismo de la contienda electoral y partidista, en un momento en que existe el riesgo de que ETA vuelva a atentar, tras el 30-D en Barajas. "Tengo malos presagios", dijo, y citó las dos últimas comunicaciones de ETA, la incautación de objetivos al comando Donosti y la reaparición de la extorsión.

Se mostró muy crítico con el PP, aunque no lo citó, por el protagonismo político y mediatico que está dando a ETA y Batasuna en su estrategia de oposición contra el Gobierno, con lo que impide la deslegitimación del terrorismo. Tras asegurar que no ha tenido contactos con ETA desde que es presidente del PNV, hace dos años y medio, reiteró su compromiso de no abrir ninguna negociación con la banda hasta que no abandone la violencia.

Politización de la justicia

También denunció la "politización de la justicia" en España y fue muy rotundo al asegurar que "algunos sectores judiciales necesitan una regeneración democrática". Así, recordó el procesamiento del lehendakari, Juan José Ibarretxe, por haberse reunido con representantes de la ilegalizada Batasuna, sus reservas hacia la Ley de Partidos y su negativa a identificar ETA con Batasuna, como hacen muchas sentencias judiciales. "No hay 100.000 personas en el País Vasco que representen a ETA", dijo.

Expresó su convicción de que la izquierda abertzale "ha medido en la confección de listas" los lugares donde poder participar, presentando listas blancas, y donde no, con listas "contaminadas", para "evitar la debacle electoral, como en Navarra".

Confirmó que ha mantenido alguna que otra reunión con el presidente del PP, Mariano Rajoy, con el que tiene una "buena sintonía personal", aunque políticamente están "muy alejados". Admitió que "no descartaba futuros acuerdos" con él porque "no se puede descartar nada de antemano". Rajoy aprovechó este comentario para señalar que "la estrategia que algunos intentaron para aislar al PP no da resultado" y expresó su satisfacción porque "se vea al PP como una alternativa de gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 2007