Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcoa lanza una oferta hostil sobre la canadiense Alcan por 19.850 millones

El segundo productor mundial de aluminio aspira al liderato tras fracasar la opción amistosa

Alcoa no quiere esperar más y lo intenta por la vía hostil. El productor estadounidense de aluminio, segundo del mundo -primero por facturación, ya que en 2006 alcanzó los 22.352 millones de euros- ofrece ahora 27.000 millones de dólares (19.850 millones de euros) por su rival canadiense Alcan, en un nuevo movimiento hacia la consolidación en la industria de los metales. La operación se eleva a 33.000 millones si se le suma la deuda y pretende volver a colocar a Alcoa en la supremacía del sector.

Las negociaciones para una fusión de los dos gigantes fracasaron después de dos años de discusiones. "Estamos decepcionados porque estos esfuerzos no hayan resultado en una transacción amistosa, una conclusión que vigorosamente hubiéramos querido", lamentó el consejero delegado de la estadounidense, Alain Belda, que ahora intenta ganarse la gracia de los inversores.

Alcoa ofrece el pago en efectivo de 58,6 dólares por cada título de Alcan y 0,4108 de sus acciones, el equivalente a 73,25 dólares por acción, lo que supone una prima del 32% respecto a la cotización media del último mes. A esta cantidad hay que sumar 5.000 millones de deuda. El efecto fue inmediato en Wall Street y la compañía canadiense subió un 33% en la apertura, hasta los 80 dólares por acción. Los de Alcoa subieron un 6%.

La oferta expira el 10 de julio. La estadounidense es el segundo mayor productor de aluminio del mundo, después de que la rusa OAO Rusal se hiciera con la supremacía del sector en marzo al fusionarse con OAO Sual y la suiza Gelncore International.

Doble sede

Alcoa es líder en cuanto a ventas de este metal, seguida por Alcan. La combinación de ambas se traducirá en unos ingresos anuales de 54.000 millones, además de contar con 188.000 empleados (Alcoa cuenta con 123.000). La idea es que la nueva entidad tenga una doble sede en Montreal y Nueva York.

La fusión podría estar completada para final de año, después de contar con el aprobado de los accionistas y superar el examen de las autoridades reguladoras. La combinación de las dos compañías permitirá unos ahorros por sinergias de 1.000 millones de dólares anuales. Durante los últimos meses se especuló con que BHP Billiton y Rio Tinto, entre otras, podrían estar planteándose la compra de Alcoa para consolidar posiciones. La estadounidense dejó claro ayer que su OPA no trata de evitar ninguna oferta.

La fuerte demanda de países emergentes, como China, está disparando la producción de este metal, que se utiliza en las chapas de los automóviles, pasando por los componentes para la aviación, electrodomésticos, y hasta las latas de los refrescos. Alcoa se estaba planteando desprenderse de algunos activos por la crisis en el sector de la automoción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de mayo de 2007