Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Vacuna contra el cáncer uterino

Al artículo del martes 1 de mayo en EL PAÍS sobre la vacuna contra el cáncer de cuello de útero le ocurre como a otros artículos sobre salud: comenta una buena noticia cuyo alcance, sin embargo, debe matizarse. Con una vacuna la novedad es siempre alentadora y delicada, especialmente cuando se plantea administrarla a varios millones de adolescentes.

El asunto no consiste sólo en universalizar a la población indicada la vacuna, hay que decidir de antemano qué beneficios es realista esperar que comporte, a qué otras acciones sanitarias desplazará económicamente y cómo se modificarán en el futuro prácticas médicas razonablemente enraizadas en el cuidado de la salud de la mujer, como la común y útil citología de Papanicolau.

España tiene una de las tasas de incidencia del cáncer de cuello uterino más bajas del mundo; es probable que en las próximas décadas la vacuna apenas tenga impacto en la mortalidad por dicha enfermedad. La excelencia en la vertiente científica es en este caso espléndida, y además con liderazgo español. No obstante, como con cualquier tecnología médica, el paso de la investigación a la práctica precisa también de excelencia en la organización sanitaria. Las decisiones sobre esta vacuna no deberían tomarse por influencias políticas, comerciales o corporativas. En España el debate técnico competente sobre las implicaciones de una u otra decisión sigue su curso. Démosle tiempo.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS