Reportaje:Elecciones 27M

El 'metroshow' de la presidenta

Una estación bendecida, exhibición deportiva y orquesta en la apertura de Metro Este

Todo el mundo quiere al padre César. Vestido con su jersey de cuello a la caja, hace la señal de la cruz mientras una mujer con un chihuahua en el brazo lanza grititos. A la señora le emociona pero no parece extrañarle que el párroco del barrio de la iglesia del barrio Santos y Juan Pablo (Coslada) haga una bendición, aunque sea en mitad de una estación de metro nueva, rodeado de políticos y cámaras y junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Abre una nueva línea, Metro Este, que enlaza Coslada y San Fernando de Henares con Madrid, con 12 kilómetros de túnel que han costado 650 millones de euros.

Y el párroco, que ha bajado a la ampliación de la línea 7 con una misión, se dirige a la presidenta. "Hemos recogido 10.000 firmas para que le cambien el nombre a la estación, queremos que se llame Juan Pablo II". Le entrega una camiseta con la foto del pontífice y las firmas.

"¡Tiene usted siete votos en mi casa! ¡Viva el PP!", le grita un vecino a Aguirre

Más información

Pero la estación, una de las ocho nuevas, se llama Jarama, como saben todos los que esperan a las puertas a la presidenta. Aguirre coge la camiseta y sube las escaleras. Le sigue una tropa de técnicos, políticos y periodistas. Sale a la calle y se mezcla con el pueblo. Concretamente con el de Coslada.

"¡Esperanza, Esperanza!", gritan. Suena la música de la orquesta montada en la segunda planta de un autobús descapotable con el logotipo del Metro. "¡Asúcar!", grita un vecino. Hace calor.

Antes de volver a bajar, un grupo de vecinos parapetados tras una valla gritan: "¡Único billete, único billete!". Viajar por seis de las siete nuevas estaciones incluidas en la zona B1 cuesta 1,75 euros. El bono mensual sale por Se puede pagar un bono mensual de 46,90 euros, 29, 75 para menores de 21 años. Por ahora.

La presidenta prometió ayer que, si los madrileños la eligen cuatro años más, ampliará el bono joven hasta los 23 años. Eso supone una subvención anual de 14 millones y

entre 100.000 y 150.000 nuevos usuarios, según datos del Consorcio de Transportes. Es una promesa electoral en una mañana llena de otras promesas. "Tiene usted siete votos en mi casa", le grita un vecino a Aguirre. "¡Viva el PP!", apostilla, "¡Viva!", le responde la presidenta entre la multitud.

Pasan rápido las tres horas de aplausos, carreras y multitudes. El despliegue incluye exhibiciones de taekwondo, aeróbic, judo y tiro con arco en la estación de Estadio Olímpico, la primera, donde hay que cambiar de tren. Allí, en la puerta, ajeno a la fiesta, un punto negro entre tanta alegría. Un hombre "de derechas de toda la vida" cuestiona su voto para el 27 de mayo. Los nuevos metros y los que quedan por llegar no le convencen. Es taxista. "Esta mujer va a acabar con mi jornal", se lamenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de mayo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50