Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tita Cervera se manifestará para que Galladón aclare la reforma del paseo del Prado

Casi un año después de llevar a la calle sus desavenencias con el Ayuntamiento de Madrid, Carmen Cervera volverá a manifestarse frente al Museo Thyssen-Bornemisza. La baronesa -que popularizó el lema No a la tala y que incluso amenazó con atarse a un árbol centenario para salvarlo- alzará su voz otra vez el sábado, día 5.

"Se trata de una manifestación convocada por la plataforma SOS El Prado y Ecologistas en Acción. La baronesa les apoya y les acompañará", señaló ayer su secretaria personal.

La plataforma ecologista (que integra a una veintena de asociaciones y organizaciones) pretende que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, explique antes de las elecciones el estado del proyecto eje Recoletos-Prado y el futuro de los 750 árboles que, según ellos, están amenazados.

La polémica reforma del eje Recoletos-Prado quedó zanjada 48 horas después de que Carmen Cervera saliera a la calle, hace un año. El alcalde de Madrid anunció entonces la reapertura durante seis meses del periodo de alegaciones sobre el proyecto de reforma. Acompañado por el arquitecto Álvaro Siza, el alcalde explicó que el trabajo se expondría después del verano, y anunció una gran campaña publicitaria para defender el plan de reforma.

A partir de ese momento las instituciones (como el Museo Thyssen-Bornemisza), las asociaciones y los particulares podrían enviar sus quejas y propuestas. Durante los últimos meses, los arquitectos del proyecto (encabezados en España por Julián Hernández de León) han modificado notablemente el plan inicial reduciendo el tráfico rodado que estaba previsto frente al Thyssen. Un portavoz municipal explicó que se ha eliminado un carril de circulación junto al museo.

La concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, asegura que envió "hace unos cinco meses una carta a la presidenta del Patronato del Museo Thyssen -la ministra de Cultura, Carmen Calvo- con las modificaciones del proyecto". "Pero no hemos obtenido respuesta", añade. Ni la baronesa ni el patronato han manifestado oficialmente el visto bueno a los nuevos planos. Un portavoz municipal desvela que mientras el patronato no se pronuncie no se abrirá el periodo de información pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de mayo de 2007