La muerte de un gran maestro

Una estrecha relación con la familia real

"Con gran tristeza" recibió ayer la familia real española la noticia del fallecimiento de Mstislav Rostropóvich, según informó un portavoz del palacio de la Zarzuela. "Los Reyes enseguida se han puesto en contacto con la familia para expresar su pesar y están en contacto con la Embajada de España en Moscú para conocer los detalles de los funerales", añadió.

La familia real española, que no suele ser dada a mostrar sus lazos de amistad en público, nunca ocultó su cariño y admiración por el violonchelista. Rostropóvich tuvo una gran relación con doña Sofía, a la que conoció siendo princesa griega, relación que se extendió a don Juan Carlos posteriormente y al Príncipe y las Infantas.

Más información

Doña Sofía asistió en Moscú en 2005 a las bodas de oro del violonchelista y la soprano Galina Vishnevskaya. Y Rostropóvich -que recibió en 1997 el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia- estuvo en la primera aparición pública de la entonces prometida de don Felipe, Letizia Ortiz, en un concierto en el Teatro Real de Madrid.

Rostropóvich siempre resaltó que los Reyes de España estuvieron cerca de él en los momentos difíciles, como cuando fue expulsado de la Unión Soviética. Hace un mes, los duques de Palma de Mallorca acudieron a Moscú, en representación de la familia real, para acompañarle en la celebración de su 80º cumpleaños.

También ayer, el presidente francés, Jacques Chirac, amigo de Mstislav Rostropóvich, expresó su pesar por la muerte del músico. "Hizo del violonchelo un instrumento de paz", afirmó Chirac, según informa Efe. "Dedicada por entero a la música, su vida, que concibió como una obra de arte, iluminó la historia de nuestro tiempo, la de Rusia y la de la libertad", dijo el presidente francés, que recordó el concierto que ofreció Rostropóvich ante el muro de Berlín en noviembre de 1989 y concluyó: "Su vida fue una lección de coraje y armonía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de abril de 2007.

Se adhiere a los criterios de