El Trambaix alarga el recorrido hasta Sant Feliu del Llobregat

El tranvía alcanza la capital de la comarca, pero no llega a su núcleo urbano

El Trambaix llegó ayer por primera vez hasta Sant Feliu del Llobregat, capital del Baix Llobregat, gracias a la puesta en marcha de un nuevo tramo de la línea T3 que conecta la localidad con el vecino municipio de Sant Just Desvern, desde donde sigue hasta Barcelona. La nueva parada, que está situada en el límite municipal de Sant Feliu, porque el tranvía no se adentra en la población, permitirá a los pasajeros llegar hasta la plaza de Francesc Macià de Barcelona en unos tres cuartos de hora, con una frecuencia de paso de 15 minutos en hora punta.

Las obras de prolongación de la línea, que se iniciaron a principios del pasado año, con una inversión de 12 millones de euros, han convertido la parada en un punto de conexión con otros transportes públicos, aunque de momento sólo llega el tranvía. Sí que hay un aparcamiento con capacidad para 65 vehículos al lado de la parada. Con el tiempo se instalará una parada de autobuses.

El alcalde de Sant Feliu, Juan Antonio Vázquez, afirmó que el tramo "tendrá continuidad" y aseguró que la prolongación de la línea para dar servicio al interior de la población "está acordada y pactada con la Generalitat".

A la puesta en marcha del nuevo recorrido acudieron el presidente del Gobierno catalán, José Montilla y los consejeros Joaquim Nadal (Política Territorial) y Francesc Baltasar (Medio Ambiente), que fue el primer alcalde democrático de la localidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50