Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Memoria: intimidad e historia

Me parece importantísimo recuperar la memoria histórica y social de la postguerra civil española, nos ayuda a muchos a recuperar y mantener también la memoria familiar y la personal, todas forman parte del derecho inalienable del ser humano a la propia identidad.

Durante muchos años mi familia vivió casi sin referencias de mi abuelo Jesús, fusilado el 6 de mayo de 1941 en Madrid, que nunca salió de mi pueblo sino para morir, y para ser olvidado. Poco después moriría mi abuela, la familia de siete huérfanos fue abandonando la casa familiar y con ello la memoria de sus padres. Empezaron en otros lugares partiendo de cero, adaptándose a las circunstancias, para pasar desapercibidos, como imponía la época, y fueron olvidándose de sí mismos. Sólo ahora, transcurridos tantos años, empezamos a hablar sobre los hechos acontecidos entonces; reivindicando ante nosotros mismos, en la intimidad de la familia, el valor de unas vidas jóvenes que se perdieron tan brutalmente. No lamentamos las consecuencias que tuvo la guerra civil sobre nosotros, la sociedad española ha sabido ser generosa, pero nos parece de absoluta justicia que se reconozca públicamente la ilegalidad del régimen político y de la sentencia militar que condenaron a mi abuelo a muerte, simplemente por ser "campesino, organizador del sindicato socialista" en nuestro pueblo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de abril de 2007