Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento suspende de sus funciones al presidente rumano

El Parlamento rumano, dominado por la oposición, suspendió ayer de sus funciones al presidente del país, Traian Basescu, por presunto abuso de poder. La decisión, aprobada por 322 votos a favor y 108 en contra, deja al país sin su principal dirigente apenas tres meses después del ingreso en la UE, y constituye la primera fase para destituir a Basescu. El siguiente paso será la organización de un referéndum en unos 30 días para decidir si se mantiene o no al jefe del Estado.

Los diputados han acusado al presidente (del Partido Demócrata) de 19 casos de abuso constitucional, como intentar usurpar el control del Gobierno al primer ministro, criticar a los magistrados y ordenar la escucha de las llamadas de ministros. El Tribunal Constitucional sentenció que no hay pruebas que respalden los cargos. Basescu, el político rumano más popular según las encuestas, ha prometido dimitir y volver a presentarse a la presidencia si el Parlamento decidía suspenderle. Miles de rumanos salieron ayer a las calles para pedirle que no renuncie.

"Estamos ante una victoria de la democracia rumana", declaró ayer Mircea Geoana, del Partido Socialdemócrata, partidario de sancionar al presidente. El primer ministro, Calin Tariceanu, del Partido Nacional Liberal, pidió que éste dimita. El presidente del Senado, Nicolae Vacaroiu, sustituirá a Basescu durante la suspensión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2007