Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amedo declara que Garzón le amenazó con encarcelar a su esposa si no hablaba del 'caso Gal'

Los ex policías José Amedo y Michel Domínguez arremetieron ayer con dureza contra el juez Baltasar Garzón durante el juicio que se celebra en la Audiencia de Madrid por supuestos pagos en Suiza de fondos reservados del Ministerio el Interior a sus esposas -el llamado caso Maletines-. Amedo explicó que Garzón, durante la instrucción del caso Gal, le "coaccionó y amenazó" con meter a su esposa en la cárcel "si yo no declaraba lo que él quería". Relató que, tras la salida de Garzón del Ejecutivo, el juez le llamó y le dijo que "había que tumbar al Gobierno socialista porque no le habían hecho ministro". "Me dijo: 'O estás conmigo o contra mí". Añadió Amedo que desde la cárcel denunció en un juzgado "las coacciones de Garzón, pero que no supo nunca nada de lo ocurrido con esa denuncia".

Amedo trata de invalidar la declaración que prestó ante Garzón durante la instrucción del caso Gal, de la que se deriva el caso Maletines, que ahora -17 años después de los hechos- juzga la Audiencia de Madrid. Amedo, Domínguez y sus esposas se sientan en el banquillo, no como acusados, sino para responder civilmente de los cerca de 1,2 millones de euros que supuestamente entregó Interior en Suiza para sus esposas. Ninguno de ellos quiso responder a las preguntas del fiscal.

También se sientan en el banquillo, como acusados, el ex secretario de Estado de Seguridad Rafael Vera, el que fuera jefe de su secretaria particular, Juan de Justo, y los miembros de las fuerzas de seguridad Félix Hernando y Aníbal Machín, a quienes el fiscal atribuye haber realizado pagos en Suiza. El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo tiene admitida a trámite una denuncia de Vera por la supuesta "imparcialidad" de Garzón en el caso Gal.

"Un mero correo"

En consonancia con lo ya declarado por Vera, De Justo negó haber hecho pago alguno a las esposas de Amedo y Domínguez y aclaró que se limitó a realizar los encargos que sus jefes, primero Vera y luego el ministro Antonio Asunción, le ordenaron. Señaló que Interior habilitaba todos los meses sobres con dinero de los fondos reservados para la lucha contra el terrorismo y que entre los beneficiarios de ese dinero se hallan jueces y fiscales "de la Audiencia Nacional, de la Fiscalía General y del Tribunal Supremo".

En su día, Garzón mostró a De Justo un único maletín en el que supuestamente éste habría trasladado dinero a Suiza. Pero en las diligencias llegadas a la Audiencia de Madrid desde la Nacional no figura uno, sino tres maletines. Hernando comentó, por su lado, que en aquellas fechas efectuaba varios viajes mensuales al extranjero en el marco de la lucha contra el crimen por orden de su superior, el comisario Manuel Ballesteros. Matizó que en algunos de esos viajes actuó como "un mero correo, para llevar o traer sobres de alguien para alguien, sin saber su contenido, y todo por orden de su superior".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2007