Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Erradicar el turismo sexual infantil

La Unicef aprovecha el Salón del Turismo para instar a los empresarios a luchar contra la prostitución de menores

El Salón Internacional del Turismo de Cataluña arrancó ayer con un claro mensaje: erradicar el turismo sexual infantil. La Unicef presentó al sector turístico catalán y a los visitantes del certamen la campaña No hay excusas. Su propósito: implicar a los empresarios para que contribuyan a finalizar con esta lacra suscribiendo un código de conducta, como han hecho los grupos Sol Melià o Barceló.

El documento insta a los hoteles a contar con sistemas de control para evitar que accedan menores para prostituirse en sus instalaciones. Los empresarios también se comprometen a recordar a todos sus huéspedes que esta práctica está perseguida, aunque se produzca en el extranjero.

El Salón Internacional del Turismo de Cataluña reúne este año a 1.500 expositores procedentes de 75 países en 56.000 metros cuadrados del recinto ferial de Montjuïc. La afluencia prevista: 200.000 visitantes.

Esta vez, el país invitado es Argentina, cuyas principales bazas son los cruceros hasta Tierra de Fuego y sus vinos. "La gran amplitud térmica y no tener influencia del mar otorga a los caldos argentinos colores, sabores y aromas que los caracterizan", explica Carina Valicati.

En el salón también sobresale la presencia de países limítrofes: Andorra, Francia y Portugal. "Seis millones de españoles visitan Portugal y dos millones de portugueses vienen a España, y Barcelona es uno de los destinos más apreciados", informa Fernando Santos, responsable de la oficina de turismo portuguesa en la ciudad.

Cada comunidad autónoma cuenta con representación. Este año, sobresale la presencia aragonesa. No en vano, esta comunidad está volcada en la exposición internacional que se celebrará en Zaragoza en el próximo año. "Estimamos que uno de cada cuatro visitantes será catalán", explicó Marcos Ferrer, responsable de turismo de este evento.

Las comarcas catalanas y las principales ciudades cuentan con representación. Los dos Vallès recuerdan que hay arquitectura modernista fuera de Barcelona, la capital propone rutas en vela o motocicleta, y la Diputación de Barcelona apuesta por el turismo industrial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de abril de 2007