López dirá hoy al juez que es lícito pedir a la izquierda 'abertzale' que se aleje de ETA

Batasuna llama a concentrarse ante el Superior por la citación de tres de sus dirigentes

El líder del PSE, Patxi López, y su mano derecha, Rodolfo Ares, defenderán hoy ante el instructor del caso Ibarretxe y López la licitud de que los políticos mantengan reuniones con la izquierda abertzale. El magistrado Roberto Saiz tomará declaración a ambos como imputados en la investigación que tiene abierta por un delito desobediencia en grado de de cooperación necesaria, por la reunión que celebraron ambos el pasado 6 de julio, en San Sebastián, con Arnaldo Otegi, Rufi Etxeberria y Olatz Dañobeitia. La ilegalizada Batasuna ha llamado a sus simpatizantes a concentrarse ante el Palacio de Justicia de Bilbao. Por el contrario, el PSE ha evitado cualquier acto ante la sede judicial.

Más información
La sede de Presidencia no registró las visitas de los líderes independentistas

López y Ares, quienes hoy prestarán declaración en calidad de imputados ante el magistrado del Tribunal Superior defenderán su legitimidad para reunirse con dirigentes de la izquierda abertzale y buscar que ésta se aleje de la violencia etarra. El PSE-EE está convencido de ello, y así lo ha hecho patente desde que la Sala Civil y Penal del Superior admitió a trámite, el pasado 2 de noviembre de 2006, la denuncia del PP y la querella del Foro Ermua por la reunión que López y Ares mantuvieron el 6 de julio anterior en un hotel en la capital donostiarra con los tres dirigentes de la ilegalizada Batasuna.

Arnaldo Otegi, Rufi Etxeberria y la presa Olatz Dañobeitia, quien está cumpliendo una condena de seis años de cárcel por un delito de integración en organización terrorista como dirigente de Jarrai-Haika y Segi, también están llamados hoy a declarar ante el magistrado Roberto Sáiz en calidad de imputados por un delito de desobediencia por reunión con los dirigentes del PSE en nombre de una organización ilegalizada.

El Superior ordenó abrir esta causa, primero contra Ibarretxe y tres dirigentes de Batasuna, y después contra los máximos responsables del socialismo vasco, al entender que, indiciariamente, todos ellos podían haber desobedecido la orden del Tribunal Supremo que ordenaba el cese definitivo e inmediato de actividades de los partidos ilegalizados en marzo de 2003 Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna.

"Alejarse de la violencia"

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Patxi López Rodolfo Ares defenderán ante el juez instructor que la única entrevista pública que han mantenido con los representantes de la izquierda abertzale se realizó para explicar a los portavoces de Batasuna cuáles eran las condiciones para que esos encuentros pudieran repetirse. Esto es, que la izquierda independentista debía optar definitivamente por las vías políticas y democráticas para defender su ideario. "Nuestra pretensión con esa reunión, y así lo dijimos públicamente en la rueda de prensa posterior al encuentro, era trasladarles a los dirigentes de la izquierda abertzale la necesidad de que se alejaran de la violencia y avanzara en el camino de la legalización cumpliendo la ley de Partidos", explicó ayer un portavoz del PSE.

En cualquier caso, los dirigentes socialistas anunciaron ayer que acudirán "con serenidad y respeto" ante el magistrado instructor. A diferencia de lo realizado por PNV, EA y EB, al convocar manifestaciones y concentraciones de apoyo ante el Palacio de Justicia de Bilbao, los socialistas vascos han preferido mantener un perfil muy bajo. Han evitado todo llamamiento de protesta ante el tribunal y las declaraciones que realizará hoy Patxi López, tras su testimonio ante el juez, está previsto que las haga en la sede bilbaína de su partido.

La ilegalizada Batasuna, en cambio, ha vuelto a convocar a sus simpatizantes ante el Palacio de Justicia. La concentración comenzará a las nueve y media de la mañana y se prolongará durante una hora, bajo el lema Prozesu eta hauteskunde demokratikoen alde (en castellano, Por un proceso y elecciones democráticas). El juez ha previsto la declaración de los cinco imputados de la siguiente manera: Arnaldo Otegi, a las 10.00; Rufi Etxeberria, a las 10.30; Olatz Dañobeitia, a las 11 horas; Patxi López, a las 11.30, y finalmente, Rodolfo Ares, a las 12.30. El juez instructor permitirá a los declarantes realizar una exposición inicial antes de que comience el interrogatorio. Presumiblemente, los dirigentes de Batasuna optarán por no responder a ninguna pregunta, como han hecho hasta ahora en esta causa.

Patxi López (detrás a la izquierda) y Rodolfo Ares, durante la reunión que mantuvieron el pasado 6 de julio en  San Sebastián con Olatz Dañobeitia, Arnaldo Otegi y Rufi Etxebarria (delante de izquierda a derecha).
Patxi López (detrás a la izquierda) y Rodolfo Ares, durante la reunión que mantuvieron el pasado 6 de julio en San Sebastián con Olatz Dañobeitia, Arnaldo Otegi y Rufi Etxebarria (delante de izquierda a derecha).JESÚS URIARTE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS