Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Spanair crecerá en El Prat pero descarta vuelos transoceánicos a corto y medio plazo

La compañía presidida por Pascual dice que el AVE le robará el 30% de su puente aéreo

Spanair, que hace unos meses desató con sus promesas la actual fiebre empresarial y política sobre el futuro de El Prat, descartó ayer "a corto y medio plazo" la conexión de vuelos de largo recorrido desde Barcelona. Este tipo de rutas sí podría realizarlos alguno de sus socios en la alianza Star Alliance, aunque al grupo que preside Gonzalo Pascual "no le consta" ningún vuelo que dichos socios vayan a lanzar. Eso no significa que Spanair no apueste por Barcelona. Este año operará siete nuevas rutas, cuatro internacionales, según explicó el director de Producción de la aerolínea, Javier Mendoza. La compañía cree que el AVE le robará el 30% de sus pasajeros en la ruta Barcelona-Madrid, con 27 frecuencias diarias.

Spanair, que opera el 14% de los vuelos de El Prat, ya ha concluido sus respuestas al cuestionario que el ente público AENA ha mandado a más de 15 aerolíneas para conocer sus planes en Barcelona hasta 2012, de cara a decidir cómo se reparten los espacios de la nueva Terminal Sur, por la que pelean distintas compañías. El reparto se decidirá, en principio, después del verano. Spanair mandará sus respuestas esta semana.

El directivo de Spanair se vio ayer apabullado a preguntas sobre los "méritos" de esta compañía para lograr un espacio preeminente en la T-Sur, como solicita. Y particularmente en lo que respecta a la explotación de rutas de largo alcance. El marco era un desayuno organizado por el Círculo de Infraestructuras, que preside Pere Macias (CiU), en presencia del secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal. La expectación era grande porque Pascual, que excusó su ausencia en el último minuto, había hablado de crear un hub o centro de conexiones de vuelos internacionales que, a la vista de las declaraciones de Mendoza, será de alcance euromediterráneo.

El directivo que le relevó fue claro. Explicó que sus proyecciones de crecimiento en El Prat son del 20%, que Spanair opera hoy 17 rutas desde este aeropuerto "infrautilizado" y que este año se lanzarán siete nuevas rutas, cuatro de ellas internacionales (Argel, Casablanca, Múnich y Francfort). Insistió en que construirá un hangar (en diseño técnico), necesario "si la compañía se desarrolla plenamente en El Prat y este desarrollo se dará si estamos en la T-Sur". Recordó que se ha lanzado un vuelo Girona-Madrid, con "buen resultado".

"Me gustaría darles mejores noticias", dijo en alusión a los vuelos de largo alcance, "pero no está en nuestras previsiones ni en nuestro plan estratégico, ni desde Barcelona ni desde ninguna parte". La empresa sí "colaborará" con los socios de Star Alliance que puedan lanzar estos vuelos o con compañías vinculadas a Pascual que los operen, como Air Plus Comet o Aerolíneas.

Vueling, nuevos pasajeros

La puja sigue. Si Spanair mandará su documento a AENA esta semana, Vueling, que ya lo ha hecho, se reivindicó ayer como la compañía que, considerando su juventud (sólo tres años de vida), más ha demostrado su apuesta por El Prat. "Fuimos los primeros que establecimos la sede en Barcelona y uno de cada tres nuevos pasajeros los hemos aportado nosotros", subrayó un portavoz.

Por su parte, Royal Air Marroc reforzará durante la temporada de verano las conexiones desde El Prat con Casablanca, Marraquech y Tánger, sumando un total de 17 frecuencias semanales, según informó ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2007