El PP canceló las copias de solicitud de voto dos horas antes de intervenir la Guardia Civil

El original del formulario fue entregado al dueño de la imprenta en la sede popular en Melilla

El gerente del PP de Melilla, Javier Lence, entregó en la sede de ese partido a uno de los dueños de la imprenta Marfeme en presencia de otras personas el original del formulario de voto por correo del que le encargó 1.000 copias que parecieran auténticas. Lence canceló el pedido sólo dos horas antes de que la Guardia Civil entrara el pasado jueves en la imprenta y detuviera a sus dueños, Javier y José María Cerezo, según precisó uno de ellos al prestar declaración. El presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP), afirmó ayer que se trata de "una polémica absurda y con intereses bastardos".

Más información

El PSOE de Melilla y Coalición por Melilla (CPM), los dos partidos de la oposición en la ciudad autónoma, se personarán hoy como acusación particular en la investigación judicial sobre el encargo por parte del PP de copias de formularios oficiales para solicitar el voto por correo ante las elecciones del 27 de mayo. Ambas formaciones pedirán también a la Junta Electoral de Zona "que mire con lupa todas las solicitudes realizadas hasta ahora para votar por correo".

Dirigentes socialistas locales reprocharon ayer a los dirigentes del PP que "intenten confundir a los ciudadanos diciéndoles que el impreso [para solicitar el voto por correo] se lo pueden bajar de internet desde la página web del Ministerio del Interior o que está en el BOE. Efectivamente, están ahí pero se trata de un documento orientativo y sirve como ejemplo. Con ese documento no se puede ir a ninguna parte, no tiene el autocopiativo [el papel calcado que se entrega como recibo]".

Coalición por Melilla e Izquierda Unida pedirán que intervenga también la Fiscalía General del Estado. "Los políticos lo que tenemos que hacer, incluidos los del PP, es personarnos en la acusación de un delito que afecta al pueblo. No se puede mirar para otro lado", declaró Mustafá Aberchán, presidente de CPM.

José María Cerezo declaró ante la Guardia Civil tras ser detenido el pasado jueves que Javier Lence le encargó 1.000 copias del formulario de solicitud de voto por correo, cuyo original le entregó, en presencia de otras personas, en la sede local del PP. José María Cerezo agregó que habitualmente realiza trabajos de imprenta para todo tipo de grupos políticos y la Administración.

Cuando tenía ya terminado el trabajo, el gerente del PP de Melilla le llamó por teléfono para decirle que ya no era necesario que hiciera las copias porque iba a obtener los formularios originales. Esa cancelación del encargo se produjo sólo dos horas antes de que agentes de la Guardia Civil entraran con mandamiento judicial en la imprenta Marfeme, investigada inicialmente por otras presuntas irregularidades. Fuentes de la investigación no descartan que se produjera una filtración que alertara al PP de las indagaciones judiciales puestas en marcha.

Lence, tras cancelar las copias encargadas a la imprenta, le dijo no obstante a uno de los dueños en la misma conversación que si tenía hecho el trabajo se lo podía llevar "cuando quisiera, aunque no le corría prisa", según declaró José María Cerezo a la Guardia Civil.

Al día siguiente, cuando fue detenido, el gerente del PP declaró, como imputado, que había encargado a la imprenta un millar de copias de formularios de voto por correo porque la oficina de Correos le había respondido que sólo entrega una o dos solicitudes a cada persona. Lence explicó que el motivo de su encargo era agilizar los trámites para el voto por correo y, en concreto, utilizar el documento que había encargado "para informar y facilitar su cumplimentación por parte de los ciudadanos que quieren este servicio".

Este representante del PP agregó que, en anteriores campañas electorales, la oficina de Correos dispuso "sin problemas de escasez" de formularios para que ejerzan el voto los censados en Melilla pero residentes en la Península. No obstante, en otro momento de su declaración indicó que Correos le había indicado que disponía de 4.000 formularios para toda la ciudad. En las anteriores elecciones utilizaron el voto postal unos 1.200 electores. Lence alegó en su declaración que no sabía que el formulario del que había encargado copias era un documento oficial, porque no tenía anagrama de organismo público, ni número de serie.

Este supuesto intento de utilizar copias de documentos oficiales para facilitar el voto por correo fue interpretado por José Blanco, secretario de Organización del PSOE, como un ejemplo de lo que los populares "consideran que es voto a la carta: yo me lo guiso, yo me lo como. Ésa es la idea que tienen del voto por correo: meter las papeletas del PP como sea, aunque tengan que falsificar los impresos y cometer fraude", afirmó en Oviedo.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP), opinó que se trata de "una polémica absurda", detrás de la cual "se esconden intereses bastardos". Imbroda afirmó que se siente "muy tranquilo", sobre todo después de que "el caso ya ha sido perfectamente explicado" por el gerente Javier Lence.

El líder del PP de Cataluña, Josep Piqué, resaltó que "hay una investigación judicial abierta y lo que sabemos es que se ha dejado a la persona implicada en libertad y sin cargos. Por lo tanto, pido que se respete la presunción de inocencia. Si después el partido hace una investigación interna ya decidirá. Y si al final se viera que ha habido algún comportamiento incorrecto habrá que corregirlo".

Javier Lence.
Javier Lence.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50