Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eiffage sospecha que inversores españoles están ayudando a Sacyr

París / Madrid

La relación entre la española Sacyr Vallehermoso y la dirección de su filial Eiffage, tercera constructora de Francia, parece envenenarse cada vez más. El presidente de Eiffage, Jean-François Roverato, compartió ayer con Les Échos sus sospechas de que algún grupo español ha comprado últimamente acciones de su empresa, dado que hay un 5% del capital en manos desconocidas. Roverato sugirió que esas maniobras buscan apoyar a Sacyr, principal accionista de Eiffage con un 33,2% del capital. La cúpula del grupo francés niega al español la entrada en su consejo.

"Me sorprendería mucho si no tuviéramos un nuevo accionista de aquí a la junta general de accionistas", declaró Roverato, "y todavía me sorprendería más que no fuera un inversor español", añadió.

En la mencionada junta, prevista para el 18 de abril, se espera que Sacyr intente hacer valer por segunda vez sus derechos en la sociedad. El año pasado ya intentó en vano el desembarco de cuatro consejeros en el grupo galo. Esta vez ha pedido poder contar con cinco.

Hace pocos días trascendió que la inmobiliaria española Rayet ha comprado el 4,21% del capital de la firma francesa Eiffage por un montante de 479 millones de euros. Rayet apoyará en la junta a Sacyr Vallehermoso. Pero Roverato no se refería a Rayet.

El periódico La Tribune daba ayer cuenta de rumores bursátiles que apuntaban a que el comprador de títulos de Eiffage habría sido el grupo inmobiliario español Inmocaral, presidido por Luis Portillo. Las mismas informaciones, sin citar fuentes, aseguraban que Inmocaral también dará su apoyo a Sacyr, cuyos títulos repuntaron ayer por encima de un 4%, entre especulaciones sobre una posible oferta sobre Eiffage, aunque cerraron a 45,49 euros, un 0,86% más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2007