Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

400 civiles mueren en choques entre Sudán y Chad, según la ONU

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) afirmó ayer que recientes ataques contra poblaciones del sureste de Chad han provocado entre 200 y 400 civiles muertos y al menos 9.000 nuevos desplazados, y describió la situación en los lugares afectados como "apocalíptica".

Los ataques contra los civiles ocurrieron el pasado 31 de marzo y un cálculo inicial dio cuenta de 65 muertos, pero "una misión compuesta por miembros de distintas agencias humanitarias de la ONU encontró una situación mucho peor de la que temían al llegar a los pueblos afectados", declaró el portavoz de ACNUR, Ron Redmond.

La misión descubrió que muchos de los fallecidos fueron enterrados allí mismo, generalmente en fosas comunes. "De modo que nunca sabremos su número exacto", según el portavoz, quien agregó que ancianos y niños supervivientes murieron en los días siguientes "a causa de la deshidratación y el agotamiento" durante su huida.

"Una semana después, se encontraron aún cuerpos en descomposición. Cientos de viviendas fueron completamente quemadas y un hedor salía de los restos abandonados de animales quemados o muertos por bala o de sed, debido a que sus propietarios no tuvieron tiempo de desatarlos", describió Redmond.

Los pueblos atacados -Tiero y Marena, que juntos tenían una población total de 8.000 personas- están ubicados a 45 kilómetros al este de Koukou-Angarana, donde ACNUR tiene una oficina.

9.000 desplazados

ACNUR precisó que, como consecuencia de la grave violencia, al menos 9.000 civiles procedentes de 31 pueblos de la región han llegado en los últimos días al campamento de refugiados de Habile, sumándose así a otras 9.000 personas que ya viven allí tras haber huido de ataques anteriores.

No obstante, "el número de nuevos desplazados es confuso" porque "a diario se presentan a las agencias de socorro nombres de personas adicionales", señaló Redmond. Agregó que la situación parece haberse estabilizado "por el momento" debido al despliegue masivo de fuerzas militares chadianas en la región.

Según el registro realizado por el personal de ACNUR, "la gran mayoría de desplazados son mujeres y niños", mientras que "se desconoce la suerte que han corrido los hombres".

Sudán acusó el pasado lunes a tropas de la vecina Chad de haber penetrado en su territorio y haber matado al menos a 17 militares y herido a otros 40. El hecho ha sido reconocido por las autoridades militares chadianas, que han argumentado que la incursión se realizó cuando se perseguía a grupos rebeldes opuestos al Gobierno. Más de 200.000 sudaneses permanecen refugiados en el este de Chad desde el inicio del conflicto armado en Darfur (oeste de Sudán), en febrero de 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2007