Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lleida ofrecerá un servicio Wi-Fi gratuito de acceso a Internet

Lleida será la primera ciudad catalana en ofrecer un servicio Wi-Fi gratuito de acceso a Internet. El alcalde, Àngel Ros, y el fundador y presidente de Fon, Martín Varsavsky, firmaron ayer un convenio de colaboración para extender y promover esta tecnología sin hilos que permite a los usuarios conectarse a la Red.

Fon (término adoptado de una tribu africana) es una iniciativa empresarial lanzada por Varsavsky hace dos años con el objetivo de crear una gran comunidad Wi-Fi que permitiera aprovechar todas las ventajas que ofrece esta tecnología. Sus miembros comparten el acceso inalámbrico a Internet de su casa y a cambio pueden navegar gratis en cualquier lugar donde encuentren un punto de acceso de otro fonero (nombre por el que se conoce a los usuarios de la comunidad).

En España hay actualmente alrededor de 10.000 puntos de acceso a Internet a través de las redes Wi-Fi, de las cuales el 40 % están en Cataluña. Según el acuerdo firmado ayer, Lleida contará con 1.300 puntos (1 por cada 100 habitantes) y está previsto que en las próximas semanas un total de 40 edificios públicos y equipamientos municipales, incluidas las piscinas e instalaciones polideportivas, tengan acceso directo y gratuito a la Red.

Oportunidad de desarrollo

Ros dijo que el proyecto "quiere situar a Lleida en una posición tecnológicamente avanzada y participativa en la era del conocimiento, dentro de la más estricta legalidad". En opinión de Ros, esta iniciativa potencia notablemente las oportunidades de desarrollo comercial y turístico de la ciudad. Fon distribuirá gratuitamente 1.000 foneras entre los participantes del encuentro de internautas LAN Party que se celebrará en Lleida los dias 27, 28 y 29 de abril.

Varsavsky, fundador también de compañías como Ya.com, Viatel o Jazztel, señaló que para ser fonero sólo hay que comprar un router llamado fonera, que le permitirá compartir la banda ancha de su casa de forma justa y segura con otros usuarios de la red Wi-Fi. "Un fonero", explicó, "no paga nunca nada en ningún lado, ni necesita llevarse el router consigo cuando está lejos de casa. Sólo necesita ser donante de una parte del ancho de banda que le sobra en casa y recordar su contraseña". Esta tecnología permite dividir la señal en dos zonas, una privada y otra pública. La mayor parte de la red es de uso privado, pero al menos medio mega se ha de compartir con otros usuarios.

Existen tres tipos de foneros. La mayoría son Linus, los que comparten el Wi-Fi de casa y a cambio navegan gratis en cualquier lugar en el que haya un punto de acceso Fon. Los Aliens son aquellas personas que no comparten su Wi-Fi. A esta categoría pertenecen los turistas, a quienes se cobra tres euros el primer día y dos euros los siguientes para poder acceder a esta tecnología. "El negocio de Fon son los turistas", añade Varsavsky. Un tercer grupo son los Bills, los que prefieren ganar dinero exprimiendo su red Wi-Fi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2007