Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hoteleros catalanes esperan superar el 85% de ocupación esta Semana Santa

Los hoteleros catalanes, tanto de la costa como de la montaña, se frotan las manos de cara a esta Semana Santa. Juan Antonio Serrano, presidente del Gremio de Hostelería de Lleida, señaló ayer que la provincia tendrá entre el 80% y el 85% de sus plazas cubiertas, debido a que las nevadas de los últimos días en la zona de los Pirineos han activado las reservas.

Por su parte, el director del Patronato de Turismo de Lleida, Xavier Moncayo, cifró en 100.000 visitantes y 250.000 las pernoctaciones que absorberán los establecimientos hoteleros y casas rurales que se ubican en la demarcación, especialmente en la Val d'Aran. "Ésta será una buena Semana Santa, ya que coincide con un final de la temporada de nieve estupendo gracias a las nevadas de los últimos 10 días", auguró Moncayo.

También la costa catalana se prepara para recibir una llegada masiva de turistas a partir de hoy. Los hoteleros prevén superar el 85% de ocupación entre el jueves y el lunes, pese al mal tiempo que está precediendo a las vacaciones. La responsable de la Oficina de Turismo de Platja d'Aro (Baix Empordà), Joana Hernández, estimó que se cubrirán más del 70% de las plazas hoteleras, el 74% de los apartoteles y el 80% de los cámpings.

Hernández no le dio importancia a las precipitaciones de estos últimos días: "No creo que la lluvia incida significativamente en los índices de ocupación turística. Además, la previsión meteorológica para Semana Santa habla de una mejoría a partir del jueves, lo que podría convencer a la gente que está esperando a última hora para decidirse".

En la vecina localidad de Lloret de Mar también reina el optimismo. "Esperamos cubrir entre el 90% y el 95% de las plazas", afirmó el gerente del Gremio de Hostelería de Lloret de Mar, Josep Franch. La climatología tampoco parece un enemigo que batir: "Lloret ofrece muchas posibilidades aparte del sol y la playa", aseguró. La Costa Brava cerró marzo con un 85% de ocupación.

Más al sur, el Observatorio de la Costa Dorada vaticinó una ocupación del 87% entre el Jueves Santo y el Lunes de Pascua. Este organismo negó que la meteorología adversa sea un obstáculo a la hora de cumplir estas expectativas, ya que "todos los grandes grupos que se hospedan en la costa reservan con meses de antelación, y son pocas las personas que reservan a última hora", señaló ayer un portavoz del Observatorio.

La zona central de la costa tarraconense, donde se ubican las localidades turísticas de Salou, Cambrils y Vila-seca, aglutina 45.000 de las cerca de 61.000 plazas hoteleras que se ofertan en toda la provincia, y de ellas, 40.382 ya están cubiertas. El gerente del Patronato de Turismo de Salou, Juan Manuel Alonso, señaló que, "aunque lloviera, la oferta complementaria es lo bastante interesante como para que nadie se quede en el hotel, y más teniendo Port Aventura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de abril de 2007