Cartas al director
i

Puntualizaciones de Jaume Matas

En relación a la información publicada por su periódico en la edición de pasado día 1 de abril, relativa a mi vivienda familiar, deseo hacer las siguientes aclaraciones:

- Mi esposa y yo decidimos cambiar de domicilio, para lo que procedimos a vender la que ha sido nuestra casa durante los últimos 22 años.

- Efectivamente, hemos adquirido una vivienda que forma parte de un edificio, en el casco antiguo de Palma, que ha sido objeto de rehabilitación. El promotor ha dividido la casa en siete viviendas y la nuestra corresponde al primer piso de dicho edificio.

- La adquisición se ha realizado mediante la venta y la subrogación de parte de la hipoteca anterior, y, evidentemente, estas operaciones se han realizado con escritura pública y dentro de la más estricta legalidad.

- La valoración a la que se hace referencia en la página del periódico del día 1 de abril no responde, ni por aproximación, al precio real de la vivienda, aunque, si se me permite el comentario distendido, estaríamos encantados de que éste fuera el valor real de la casa.

- Todas mis declaraciones de bienes y patrimonio están debidamente registradas, y sometidas preceptivamente a investigación, desde hace 15 años, razón por la que considero del todo injusto que, al inicio del proceso previo a las elecciones autonómicas de mayo de este año, esto es, en plena campaña electoral, alguien quiera sembrar la sombra de la duda acerca de mi honestidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 03 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50