Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía, la primera comunidad en legislar sobre el consejo genético

El Plan de I+D prevé una inversión de 25.400 millones hasta 2013

El Gobierno andaluz aprobó ayer el proyecto de ley que regulará el derecho de los ciudadanos a recibir consejo genético para prevenir enfermedades hereditarias, la primera impulsada por una comunidad autónoma. A falta de su aprobación por parte del Parlamento, Andalucía se pertrecha así de un paquete legislativo -ya están aprobadas las leyes de investigación con células madre y de la clonación terapéutica- que dará seguridad jurídica a los investigadores y a los centros sanitarios andaluces.

Según explicó la consejera de Salud, María Jesús Montero, serán los médicos de familia los que informen y aconsejen a los pacientes de la posibilidad de someterse a análisis genético para detectar problemas que puedan desarrollar una enfermedad hereditaria, como puedan ser el cáncer de colon o de mama.

Estas pruebas se harán en 11 hospitales de la comunidad (uno por provincia, salvo en Málaga, Sevilla y Granada) -según el Plan de Genética- donde se determinará la probabilidad que tiene alguien de desarrollar un tumor de origen hereditario. Esto permitirá, por ejemplo, que alguien con predisposición genética al cáncer de colon eviten someterse con cierta frecuencia a las incómodas pruebas de colonoscopia.

Los pacientes tendrán que dar su consentimiento previo por escrito durante el proceso. Esta decisión se puede revocar en todo momento, ya que, llegado el caso, puede haber personas que no quieran conocer los resultados para no condicionar su vida.

La futura norma también prevé la realización de los llamados cribados genéticos dirigidos a un sector de la población con una enfermedad concreta. Es lo mismo que ocurre ahora cuando a los bebés se les hace la prueba del talón para detectar enfermedades endocrino metabólicas congénitas que son poco frecuentes.

Montero aclaró que estos cribados "no están previstos ahora" y que se trata de anticiparse al futuro.

La ley contempla la creación de una banco público de ADN, que recibirá las pruebas de los análisis genéticos de los hospitales públicos.

El Consejo de Gobierno también aprobó el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi) para el periodo 2007-2013, que tendrá una inyección económica de 25.400 millones de euros (4,2 billones de pesetas), de los que 6.000 corresponden a la iniciativa privada.

Este montón de dinero tiene como objetivo "convertir la innovación en la gran inversión de Andalucía", afirmó que el consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, quien advirtió: "Lo importante no son los recursos, sino el uso eficiente de los mismos".

La meta del plan es crear una red de infraestructuras científicos y tecnológicas no sólo relacionadas entre sí sino con los grupos de investigación de la universidad y el tejido productivo.

Según los cálculos del consejero, este plan supondrá que en 2010 Andalucía destinará el 1,8% del PIB a I+D+i (ahora es del 0,84%) y llegar al 2% en el 2013. Los expertos del proyecto de la segunda modernización marcaban 2010 para llegar a ese porcentaje, mientras que la UE lo fija en un 3%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 2007