Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Juntas Generales de Álava aprueban el tipo del 28% con la abstención de EA

Álava fue ayer el primer territorio en aprobar definitivamente la reforma del Impuesto de Sociedades con una rebaja del tipo general del 32,6% al 28%. El pleno de las Juntas Generales transcurrió según lo previsto, con el apoyo al cambio por parte del PNV y el PP, el voto en contra de PSE y Ezker Batua y la abstención de EA.

Peneuvistas y populares defendieron la nueva norma por que respeta el consenso entre el Gobierno, las diputaciones en el Órgano de Coordinación Tributaria (OCT) y aseguraron que la rebaja de 4,6 puntos pretende adaptarse a la media europea. Según su argumentación, un tipo por encima del 30%, como defienden los demás partidos, colocaría en situación de desventaja a las empresas vascas.

El juntero del PP Javier Moraza mostró su deseo de que no sea necesaria la intervención del Gobierno ni del Parlamento para que haya un mismo tipo en los tres territorios. "Espero que no abramos esa puerta que no sabemos adónde nos puede llevar. La competencia es de las Juntas y no nos gustaría la injerencia del Parlamento en una competencia foral". El representante de EA Manuel Ibarrondo insistió en que se requiere un "tipo más progresivo y menos conservador" y, a diferencia del PP, defendió la intervención de la Cámara si Guipúzcoa "no aprueba el mismo tipo general", como ha ocurrido finalmente. Esta formación, el PSE y Ezker Batua incidieron en que la rebaja disminuye los recursos públicos para políticas sociales y beneficia sólo a los empresarios. "Van a aprobar una norma que vamos a tener que corregir y arreglar quienes gobernemos en la próxima legislatura", aseguró el socialista Txarli Prieto.

Pleno en Vizcaya

Las Juntas de Vizcaya aprobarán, en el pleno previsto para hoy en la Casa de Juntas de Gernika, la misma reforma del impuesto gracias a la mayoría con que cuentan el PNV y el PP en el Parlamento provincial. Los 22 junteros del PNV y los diez del PP son suficientes frente a los que suman EA (5 escaños) y los partidos de la oposición.

Es probable que se repita el tenso debate vivido la semana pasada en la Comisión de Hacienda, donde se aprobó inicialmente el cambio impositivo. Entonces, el diputado foral de finanzas, el peneuvista José María Iruarrizaga, se mostró molesto por el voto contrario de EA, partido que gestiona dos carteras en el Ejecutivo foral. "No se puede estar en el Gobierno y en la oposición a la vez", le llegó a decir. "Si un partido está en contra del modelo, debe salirse de él con todas las consecuencias", agregó. El portavoz de EA, José Ramón López-Larrinaga, rechazó que ese acuerdo afecte a su partido, a pesar de ser miembro del Gobierno y de dos de los tres ejecutivos forales, y descalificó al OCT: "El sistema está mal montado y esa es una realidad objetiva", insistió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007