Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galicia redujo en 40.000 toneladas las emisiones contaminantes desde 1996

La imposición de un impuesto contra las emisiones contaminantes en 1995 propició que estos vertidos a la atmósfera se redujeran desde entonces en casi 40.000 toneladas. La directora general de Tributos, Regina Losada, afirmó ayer en el Parlamento que en este tiempo las empresas han modificado el combustible que consumen para rebajar las emisiones de dióxido de azufre y nitrógeno. Si entre 1996 y 2002 las cifras media de toneladas gravadas fue de 450.000, entre 2002 y 2006 este volumen impositivo se redujo a 411.000 toneladas.

El Impuesto de Contaminación Atmosférica (ICA) cumple, según Losada, una "función disuasoria" en una comunidad que está a la cabeza en el vertido de estas sustancias. La emisión de dióxido de azufre y nitrógeno por parte de las empresas gallegas supone la tercera parte del total estatal. La Xunta prevé recaudar este año con el ICA más de 21 millones de euros. En 2004 los ingresos por este impuesto fueron de más de 19,3 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007