Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Vigo opta por enterrar el acceso del AVE en la ciudad

El gobierno local remite el plan general corregido a la Xunta sin esa modificación

Los cuatro grupos que componen la corporación municipal de Vigo optaron ayer unánimemente por la opción que propone el acceso del AVE a la ciudad a través de un túnel desde la avenida de Madrid a la actual estación ferroviaria. Esta alternativa conlleva una menor afección y disminuye el efecto barrera que implicaba otra alternativa, ambas propuestas por Fomento. Este trazado no está incluido en el plan general corregido que ayer mismo remitió desde el gobierno local a la Xunta, lo que dio lugar a que aflorara la disputa entre socialistas y populares sobre el asunto.

El PP da por hecho que el plan no se aprobará antes de las elecciones de mayo

La propuesta aprobada para el acceso del AVE a la ciudad elimina la actual situación de la estación ferroviaria como fondo de saco y su realización, según el informe del Ministerio de Fomento, servirá para eliminar problemas estructurales y funcionales en la red actual. También, aunque no de un modo distintivo con respecto a la otra alternativa, prioriza la comunicación del Eixo Atlántico e integra las instalaciones ferroviarias existentes, aunque ninguna de las dos propuestas de Fomento sobre la entrada del AVE en Vigo contempla su conexión con la terminal portuaria de Bouzas, insistentemente pedida por el Ayuntamiento, ni con la factoría de Citroën.

La primera fue afirmada hace unos meses por Abel Caballero, presidente de Autoridad Portuaria y candidato socialista a la alcaldía viguesa, quien manifestó en su día que esa conexión era prioritaria para el Gobierno central. "Otra mentira más de alguien que debería estar más en la realidad de las cosas", criticó José Manuel Figueroa, portavoz del gobierno local, refiriéndose a Caballero, cuyo actual cargo depende precisamente del Ministerio de Fomento. "Vuelve a demostrarse que las escenificaciones y los hechos son diferentes", añadió.

Manoel Soto, del Partido Galeguista, subrayó esa misma carencia de conexiones, por las que se declaró "alarmado". "Citroën debe de ser la única fábrica de Europa que no tiene conexión ferroviaria", afirmó, "y tampoco parece que el nuevo trazado vaya a tener conexión con la Plisan" (Plataforma Logísticia Salvaterra-As Neves, en construcción a 30 kilómetros de Vigo).

El portavoz socialista, Mauricio Ruiz, recordó un informe previo de los técnicos municipales en el que señalaban que la fábrica de automóviles no quería una estación ferroviaria en sus instalaciones. Respecto a la conexión con Bouzas, el concejal socialista indicó que "es difícil demandar una infraestructura a Fomento cuando no se recoge ni en el plan general".

La opción descartada ayer es precisamente la que está registrada en el plan general de urbanismo, que hace una reserva de suelo en la parroquia de Sárdoma para una estación intermodal, opción que hasta ahora parecía la más conveniente. "En consecuencia, habrá que modificar el plan general", apuntó Ruiz, que tampoco vio que la conexión con Bouzas fuera una imposibilidad con la opción aprobada.

Figueroa no ocultó su contrariedad con ese recordatorio. La Xerencia de Urbanismo, según dijo, estaba preparando toda la documentación del plan general, con las correcciones pedidas por la Dirección Xeral de Urbanismo hace unos meses, para que a última hora de la tarde de ayer o, como muy tarde, hoy mismo esté ya en la Xunta. El pleno municipal al que se presentará para su nueva aprobación provisional no se celebrará hasta después de Semana Santa.

El portavoz del gobierno desdeñó, en cualquier caso, la propuesta del portavoz socialista. "Es igual, ustedes ya saben que el plan general no será aprobado por la Xunta hasta después de las elecciones de mayo, aunque será el mismo documento que presentamos ahora", afirmó.

"Estamos debatiendo plazos, no contenidos, como parte de la estrategia electoral del pim-pam-pum que vienen manteniendo desde hace meses los dos partidos mayoritarios", terció el portavoz nacionalista, Enrique Viéitez. Según él, las modificaciones que reclamaba Política Territorial en el plan "ya están hechas".

Tal vez no convenzan en Política Territorial. Su titular, María José Caride, afirmó ayer que su departamento no se va a pronunciar sobre "ningún documento intermedio", que es como considera al remitido ahora desde el Ayuntamiento. No habrá, pues, ninguna respuesta de la Xunta hasta que el pleno municipal apruebe el documento corregido.

Silencios del convenio con ING

El grupo socialista volvió a pedir a la Alcaldía, a través de una pregunta en el pleno celebrado ayer, el convenio firmado en 2005 por la alcaldesa, Corina Porro, y la inmobiliaria ING Real Estate por el que esta compañía se comprometía a aportar "hasta 1,5 millones de euros" para financiar actividades municipales. Hasta ahora desde la Alcaldía se ha respondido con el silencio.

El citado convenio incluyó un anexo que detallaba el gasto de los primeros 500.000 euros, de los que fueron principales beneficiarias Abano y Significantia, las dos empresas de comunicación que administra Pedro Costas Gil, a quien en ING Real Estate consideran "un proveedor de oportunidades".

Significantia ha recibido numerosos encargos de la Alcaldía de Vigo, entre los que se cuentan, en la actualidad, asistencias técnicas que incluyen la contratación de personal para realizar tareas de la precampaña electoral del PP.

Significantia está participada al 100% por Abano, de la que fue cofundadora María Pilar Mapi Egea, actual jefa del gabinete de la Alcaldía de Vigo, quien se desprendió de sus acciones en Abano un año después de su fundación. No obstante, entre los accionistas de esta empresa, según documentación a la que ha tenido acceso este periódico, figura Aurora Purificación Martínez Puerta, suegra de Egea.

Desde la Alcaldía de Vigo se adujo un total desconocimiento sobre la aportación detallada y última que habría realizado ING Real Estate con cargo al citado convenio de 2005, más allá de los primeros 500.000 euros reflejados en el anexo. En el ayuntamiento se habrían limitado a señalar las actividades a financiar y la inmobiliaria las habría pagado directamente a los proveedores que las ejecutaron. Este periódico ha solicitado reiteradamente a ING Real Estate el volumen y detalle de tales pagos, sin haber obtenido respuesta hasta el momento.

Con todo, otra empresa de Pedro Costas Gil, Mega, pagó a proveedores de esas actividades, según ING Real Estate, "por fallos puntuales de tesorería en Abano", la empresa de comunicación de la inmobiliaria en Vigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007

Más información