Reportaje:

007: Connery era casi perfecto, Craig no

Científicos británicos crean un prototipo del Bond que soñó Fleming

Cuando una conversación decae, hay una pregunta infalible: ¿quién es el mejor James Bond? Un equipo de científicos británicos ha establecido que Sean Connery es, si no el mejor, sí el intérprete que más se parece a la imagen mental que tenía Ian Fleming, creador del personaje.

El profesor Rob Jenkins de la Universidad de Glasgow, psicólogo y especialista en reconocimiento facial, ha aplicado técnicas, generalmente usadas en criminología, sobre el personaje de ficción. El objetivo: averiguar cómo era el Bond que imaginó Fleming. En 1961 los productores de la primera película preguntaron al autor a quién escogería él para el papel. Cary Grant fue su primera opción, pero la estrella cobraba demasiado. Entonces Fleming elaboró una lista de actores con la cara adecuada: David Niven, James Mason, Patrick McGoohan, Rex Harrison, Richard Burton y Stewart Granger. Mezclando estos siete rostros los ordenadores han creado el prototipo del Bond ideal. Entre los actores que finalmente consiguieron el papel a lo largo de los años, la imagen recuerda sobre todo a Sean Connery, que no convenció nada a Fleming cuando se lo propusieron, aunque luego le conquistó con su actuación. También tiene un aire a George Lazenby, uno de los Bond más criticados, pero desde luego, a quien no se parece en nada es a Daniel Craig, la última reencarnación de 007.

Resulta curioso que a quien más se parece el prototipo es a Cary Grant, la primera opción del autor. "Lo más inquietante", dice Jenkins, "es que cuando eliminas a Grant de la suma, el resultado se sigue pareciendo mucho a él, lo que demuestra que Fleming buscó por aproximación al resto de los actores de la lista, y también, que el sistema funciona". Fleming propuso a gente que por alguna razón le recordaba al actor que no pudo tener, aunque a primera vista éste no se parezca demasiado a los otros. Ello ocurre porque el ordenador no escoge lo más característico de cada cara, si no todo lo contrario, "diluye las diferencias", según Jenkins, "quita lo que no está del todo bien". El resultado es un hombre "muy atractivo, oscuro, masculino y algo peligroso". Puede que a usted le guste más la mirada aviesa de James Mason, o la boquita torcida de David Niven, que la belleza estandarizada del prototipo, pero según Jenkins la ciencia no opina lo mismo: "Los estudios demuestran que si tomamos diez individuos al azar y fusionamos sus caras, el rostro resultante es, en promedio, más atractivo para los demás que cualquiera de las caras que lo originaron".

Sean Connery, Roger Moore, Pierce Brosnan y Daniel Craig, de izquierda a derecha, cuatro caras de James Bond.
Sean Connery, Roger Moore, Pierce Brosnan y Daniel Craig, de izquierda a derecha, cuatro caras de James Bond.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 25 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50